PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Sports

La broma fuera de lugar de una juguetería contra los mexicanos que ha incendiado Twitter

H

 

El futbolista mexicano Miguel Layún ha denunciado la decoración de un Toys "R" Us por ser vejatoria contra sus paisanos

Omar Naboulsi

27 Febrero 2017 19:01

Las bromas pesadas tienen un límite y Toys “R” Us lo ha sobrepasado. El lateral de la selección mexicana y jugador del Oporto, Miguel Layún, se sintió ofendido en una de las sedes de la cadena en Vila Nova de Gaia, al sur de Oporto.

Este futbolista visitó este fin de semana la tienda donde encontró un decorado de carnavales que hacía alusión al muro que Donald Trump quiere construir en la frontera con México: ladrillos dibujados sobre una cartulina blanca, una señal de Stop y un letrero que indicaba la dirección de México le hicieron explotar.

“Que triste que Toys R Us tenga este tipo de decoración. Optamos por salir cuando vimos esta ‘broma’”, escribió el jugador en su cuenta de Twitter adjuntando una foto de la sección.





Este mensaje recibió en pocas horas más de 13.000 retuits, sumándose a la queja del jugador miles de personas. La cadena de jugueterías, que tiene más de 700 tiendas fuera de los Estados Unidos, respondió al tweet de Layún asegurando que están tomando cartas en el asunto. “Esto no nos representa… hemos contactado a la tienda en Portugal para atender este asunto”, comunicó la empresa.






El lío no acabó ahí, Layún publicó un vídeo agradeciendo al gerente y a los trabajadores de la tienda por decirle a él y a su familia que no pretendían “burlarse” o hacerlos sentir “incómodos”. “Me dolería mucho que esto terminara en el despido o en la pérdida de trabajo de alguien en Gaia”, dijo el mexicano.





Por último, Layún asegura que su mensaje solo pretendía transmitir la importancia del respeto ante un tema delicado que está afectando y generando problemas para muchas personas. “No es un tema para jugar con él”, concluyó.




share