PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Sports

Recibe una brutal paliza por vestir la camiseta del equipo "equivocado" en Sanfermines

H

 

Su denuncia en Facebook: "Hoy he sido yo por una camiseta, mañana puedes ser tú por una bandera arcoíris o tú por no aceptar que te metan mano"

omar naboulsi

17 Julio 2017 12:13

Mucha fiesta, alcohol todo el santo día, intentos de violación y también violencia injustificada. En los Sanfermines, aparte de la tradición y las ganas de hacer sufrir a los toros, el desfase acaba estallando de la peor de las maneras. Miguel lo ha sufrido en sus propias carnes. Este hombre de Pamplona pero aficionado del Sporting de Gijón, se ha llevado una paliza terrible en las fiestas de su ciudad por llevar una camiseta de su equipo de fútbol.

Lleno de rabia e impotencia por no entender lo que pasó y porque no ha podido reconocer al agresor, ha denunciado el asunto en su muro de Facebook.



Cuenta que entró en un bar junto a sus amigos a eso de las 2:30 de la mañana y se quedó esperando en la cola que había para entrar al baño. De repente escuchó un grito haciendo referencia a su Sporting, concretamente un “Puta Sporting”. El grito fue acompañado por “puñetazos en la nariz, en la nuca y por todo el cuerpo con toda la fuerza del mundo y de patadas”.

Este aficionado que intentaba salir vivo de la tunda que le estaba cayendo, asegura que jamás podrá olvidar "los ojos inyectados de odio y la fuerza con la que le pegaba" el agresor. Después de varios segundos llevándose golpes, un grupo de jóvenes que estaban en el bar lograron separarle y le dejaron con sus amigos, que lo llevaron directamente el centro médico. Allí emitieron un parte de lesiones y Miguel pudo denunciar los hechos ante la Policía Foral.

El problema es que apenas recuerda nada de su agresor, por eso pide ayuda en su para tratar de encontrarle.

"Sólo recuerdo que era calvo o tenía poco pelo. Hay testigos que dicen que llevaba una camiseta oscura -unos dicen que roja, otros que azul-, y que iba acompañado de otros tres amigos, uno de ellos vestido con una camiseta de Indar Gorri", explica el pamplonés.



Son datos por confirmar por la investigación policial, pero Miguel tiene claro que el agresor era miembro del colectivo de aficionados de Osasuna de la izquierda abertzale -Indar Gorri-, y que fue víctima de la rivalidad que tienen estos con los Ultra Boys, los ultras de extrema derecha del Sporting de Gijón, aunque él no tenga nada que ver. 

"Por el bien de todos tenemos que acabar con estos comportamientos, con el fútbol como trasfondo o como excusa, de personajes muchas veces defendidos o no perseguidos por los clubes deportivos, que prefieren dejarles tranquilos 'porque animan mucho en el estadio'. Por supuesto que no estoy señalando a todos los miembros de Indar Gorri, pero es obvio que entre ellos hay ovejas negras ultraviolentas y cuyo cerebro carbura a base de odio", denuncia.


Sea como sea, Miguel ha querido que se haga pública la agresión para acabar con la violencia y la discriminación en las fiestas de Pamplona.  "Hoy he sido yo por una camiseta del Sporting, pero mañana puedes ser tú por una bandera arcoíris o tú por no aceptar que te meta mano".

No le falta razón. Este año se han recogido 14 denuncias por agresiones sexistas en los Sanfermines y una decena más por ataques violentos, aunque no aparezcan en posteos de Facebook. Al menos Miguel ha hecho visible una de ellas. 




share