PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Sports

Miedo y asco a Vallecas

H

 

¿Está la Liga tratando de enderezar un barrio entero a golpe de Código Penal? Hablamos con la afición acusada

Ignacio Pato

11 Febrero 2017 06:00

#VallekasSomosLos10, más que un hashtag, es una declaración de principios. Nos lo explica, con una frase de esas que salen solas, David Arranz: "si nos tocan a uno, nos tocan a todos".

Arranz es uno de los diez aficionados del Rayo al que la LFP señala como presunto culpable de un delito de coacciones tipificado por el artículo 172.1 del Código Penal contra Roman Zozulya. La asociación que preside Javier Tebas le ha denunciado tras dar una rueda de prensa, junto a un compañero, en representación de las peñas rayistas, en la que se explicó el posicionamiento de esta respecto a la llegada del ucraniano a Vallecas. Estaría considerado uno de los, abran comillas, "supuestos autores intelectuales" del mencionado delito.



Los ocho acusados restantes lo están por encontrarse en la Ciudad Deportiva del Rayo el día que Zozulya entrenó por primera y última vez de franjirrojo. Uno de ellos es periodista del medio Rayo Total. "Nuestro compañero fue identificado cuando se encontraba informando. No le pidieron acreditación de prensa, directamente el DNI", nos dice Alejandro Pelayo, director del medio.


Imagen relacionada


El recorrido de las querellas es prácticamente nulo, según los abogados consultados por los implicados. Arranz no se explica cómo puede ser instigador, o autor intelectual de un supuesto delito, por dar una rueda de prensa como portavoz de ADRV, la agrupación de todas las peñas rayistas, cuatro días después de sucedidos los hechos. Tanto en aquel momento como hablando con nosotros confirman que "condenamos los insultos de la Ciudad Deportiva". Confía en que "impere la cordura".

"Si algún juez decide tramitar esta querella, tocará enseñar todas las pruebas que se grabaron desde el primer día. En ellas se demuestra que no hubo coacción de ningún rayista a Zozulya, mucho menos por parte de alguien que estaba informando", expone Pelayo. "Si realmente seguimos valorando todo este tema con sinceridad, acaban encerrándonos", agregan.

Todos coinciden en dos puntos básicos del caso: ni son fantasía los vínculos del jugador con la ultraderecha ucraniana —ADRV presentó un dossier en el que se explican, y en este medio lo plasmamos aquí y aquí— ni el repudio parte de un número pequeño de radicales de Vallecas.

¿Y si Zozulya viniera a Vallecas?

Primero, parece poco probable. Segundo y más importante, desde la afición quieren dejar claro que "se estudiarán medidas de protesta pero siempre pacíficas".

Tercero, y en palabras de Arranz: "¿le vas a hacer sujetar una pancarta contra el racismo?".

Resultado de imagen de rayo racismo


Ampliando el foco, surge la inevitable pregunta. ¿Es Javier Tebas el senador McCarthy del fútbol español? 

"Está lanzado, tiene como objetivo desarticular hinchadas, solo quiere clientes", afirma rotundo el periodista Fonsi Loaiza. En la Federación de Accionistas y Socios del Fútbol Español no opinan muy diferente: "Está llegando a niveles inauditos en su guerra contra cualquier grupo de aficionados que se enfrente a su proceso de gentrificación en los estadios. Quiere consumidores callados"

En Vallecas consideran que molestan. "La masa social del Rayo es víctima de una caza de brujas" afirma Pelayo. "Fuera de España se valora la actuación del rayismo, ahí está la pancarta de la afición del Bayern en Alemania, un país que por cierto vivió el nazismo. Algunos medios nos han llamado 'subnormales' o 'incultos', nos acusaron sin pruebas de haber cortado los cables en un Rayo-Real Madrid para que no se jugase. Quieren que Vallecas deje de ser Vallecas, criminalizar a grupos como Bukaneros como han hecho con Biris en Sevilla. Hay dos opciones, o luchar o pirarse definitivamente de esto, y nosotros hemos decidido luchar y convertir este negocio en el fútbol que nuestros abuelos vivieron y sintieron".


Resultado de imagen de bayern zozulya


Complicada papeleta para Raúl Martín-Presa, el empresario inventor de expositores publicitarios y presidente rayista desde hace 6 años. La masa social le acusa de haber firmado el fichaje de Zozulya unilateralmente, horas después de conocer el rechazo que sus vinculaciones despertó en Vallecas. "Maneja el Rayo como si fuera el Comunio" resume Arranz aludiendo al popular juego de manager virtual. "Es el penúltimo capítulo de su absurda gestión. El estadio se cae a cachos, el Rayo Femenino y la cantera están dejados de la mano de dios, no hay diálogo con las peñas y él se pone con esto".

"Este fichaje une más a la afición", sentencia Pelayo. "Antes era cierto que mucha gente no quería a Presa pero eran el fondo y la lateral de la Albufera los únicos que en el minuto 13 pedían su dimisión. El pasado domingo, Vallecas entera, y cuando digo entera es entera, pidió que se fuera. Si el club no defiende a su propia afición, esta relación está rota y no tiene remedio. Es un divorcio definitivo entre club y afición".

Los papeles tendrán que arreglarlos en una primavera que se prevé calurosa al sureste de Madrid.

share