Sports

El líder del IRA que pacificó Irlanda pero amó el deporte de los unionistas protestantes

Republicano irlandés de la línea dura y fan de la selección inglesa: Martin McGuinness era el hombre ideal para apagar un conflicto de 3.532 muertos

Entre la imagen de Martin McGuinness acompañando el féretro de un compañero del Ejército Republicano Irlandés y la imagen de Martin McGuinness estrechando la mano de la reina Isabel II no transcurrió únicamente "tiempo".

También la voluntad de trazar una arquitectura de paz en Irlanda del Norte que cristalizó en el histórico Acuerdo de Viernes Santo de 1998. Para muchos analistas, el entonces diputado del Sinn Féin fue el ideólogo tras la firma de Gerry Adams con Tony Blair. Fue un antes y un después en la trayectoria política de quien militó en el IRA y en su escisión IRA Provisional entre 1969 y 1974, vivió como líder armado en Derry el Domingo Sangriento en el que el ejército británico mató en la ciudad a catorce personas y acabó siendo durante los últimos diez años de su vida viceministro principal norirlandés.

Con ese cargo, y a pesar de aspirar siempre a una "república irlandesa democrática social y reunida", vivió el último gran éxito del fútbol norirlandés: su clasificación para la Euro16 de Francia. Pero no es ese el vínculo más llamativo de McGuinness con el deporte.

Porque al político católico y nacionalista irlandés lo que más le gustaba era el cricket. Así lo recordaba en sus memorias el secretario de Estado en Irlanda del Norte Peter Hain. Durante décadas, y especialmente en los Troubles -el conflicto que arroja un balance de 3.532 muertos- que McGuinness vivió en primera línea, el cricket era un deporte asociado a la comunidad protestante, mientras que el fútbol gaélico se asociaba a la católica. Incluso en 1972 el campo de cricket de Cliftonville acabó en llamas en mitad de la llamada sectarian violence.

Su amor por el cricket le llegó a finales de los 60 por televisión. Allí McGuinness vio "un juego en el que hacía falta disciplina" explicó en esta entrevista en The Guardian hace unos años. Pero hay más. Según relata Hain, "increíblemente, para un republicano irlandés de la línea dura, era muy fan de la selección inglesa de cricket". Aunque McGuinness también disfrutó cuando Irlanda barrió a las Indias Occidentales en 1969. El caso de McGuinness es extraño, pero no único: "también a Raymond McCartney -político del Sinn Féin que estuvo 53 días en huelga de hambre- le gusta el cricket", recordó ex viceministro principal que creció a pocos metros de la Gaelic Athletic Association y que en fútbol era supporter del Derry City y del Manchester United.

El mismo hombre que no tuvo reparos en posar disfrazado del jugador inglés de cricket del siglo XIX WG Grace con fines benéficos. El mismo hombre que, tras un viaje más intenso que largo, ha muerto hoy a los 66 años.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar