PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Sports

¿Por qué este futbolista sale del campo con los grilletes puestos?

H

 

Los compañeros de su equipo brasileño no sabían qué cara poner

Omar Naboulsi

05 Mayo 2017 12:24

Imagen YouTube Comando Filmes

En un partido del Campeonato Gaúcho jugado esta semana se ha vivido una situación que parecía sacada de una novela de John Grisham.

La Policía entró en mitad del encuentro y se llevó detenido al futbolista Marlon Natanael de Lima Alexandre, delantero del Grêmio Esportivo Sapucaiense, un club de la segunda división del campeonato del estado de Río Grande do Sul.




"Él venía siendo investigado por nuestra comisaría por un secuestro exprés de una persona abordada en un centro comercial y que fue retenida mientras usaban sus tarjetas de crédito para compras", explicó Cesar Carrion, comisario de la Policía Civil de Porto Alegre en un comunicado.

El delantero de 21 años fue arrestado en la tarde del miércoles, cuando su equipo se enfrentaba al Atlético Farroupilha en el estadio Arthur Mesquita Dias de Porto Alegre.

En las imágenes se puede ver a Marlon Natanael sentado en el banquillo de suplentes del Grêmio esperando que su entrenador decida sacarle a jugar en algún momento. Cuando ya se habían jugado 15 minutos de partido, los agentes bajan al césped para detenerlo delante de los espectadores y sus compañeros. Las caras de los presentes son todo un poema, aunque Natanael mantiene una absoluta calma.



"La detención se produjo tranquilamente dentro del estadio. El club defendido por el preso no tiene ninguna relación con los crímenes investigados. Incluso sus dirigentes colaboraron con la Policía en el momento de la detención", apuntó Carrion.

Otras seis personas tambíen fueron detenidas y acusadas por el mismo secuestro exprés en el que habría participado Natanael.

Según Carrion, en el desarrollo de la investigación los agentes descubrieron que ya existían otras tres órdenes de detención para Natanael, pero que fue semana cuando recibieron la información de que el sospechoso en cuestión era el futbolista.

"Es lamentable que un futbolista participe en la clandestinidad de crímenes. Él tiene un salario de más de 1.000 reales (unos 320 dólares) mensuales y podía tener un futuro brillante", dijo el comisario.



El delantero ya había sido detenido el año pasado por conducir un vehículo robado, aunque negó todas acusaciones ante periodistas que lo esperaban en la comisaría después del partido, asegurando que vive de su salario como futbolista profesional.


<script src="//content.jwplatform.com/players/K5d9O7Rd-fmMLQWa1.js"></script>

share