PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Sports

"Cambiaríamos esta copa por la vida de las víctimas de Manchester"

H

 

Todo lo que no viste de la final europea más emotiva de los últimos años

Omar Naboulsi

25 Mayo 2017 14:14

"Si pudiésemos, obviamente, cambiaríamos la vida de esta gente por esta copa. Ahora mismo". De esta manera es como José Mourinho ha homenajeado a los 22 muertos en el atentado de Manchester de este lunes.

Su actual equipo, el Manchester United, ganó por 2 a 0 al Ajax de Amsterdam en la final de la Europa League.




Mourinho sabía que esa victoria le había salvado la temporada clasificándose para la próxima edición de la Champions League, pero no lo festejó por respeto a las víctimas. "¿Si esta copa hará un poco más feliz a la ciudad de Manchester? Quizá. Pero nosotros solo hicimos nuestro trabajo", dijo después del partido.



La afición estaba aún afectada por lo sucedido en la ciudad y mostraron su apoyo con pancartas como esta:



También estaban afectados los jugadores, que se les vio concentrados en el minuto de silencio previo al encuentro que disputaron con un brazalete negro. Casual o no, jugaron el partido más sólido de la temporada con el sello Made in Mourinho, anulando a los jóvenes talentos del Ajax.

Para muchos, una reedición de la final de Champions del Inter de Mou contra el Bayern.




Paul Pogba fue el protagonista del partido, con permiso del MVP de la final, Ander Herrera. El hype justificado hecho jugador de fútbol marcó el primer gol del partido con un disparo desde fuera del área que rebotó en un defensa y calló algunas voces críticas con su fichaje.

Tras marcar su dedo índice fue directo al cielo con doble motivo: las víctimas de Manchester y su padre, que falleció la semana pasada.



Zlatan Ibrahimovic tampoco quiso perderse la celebración agridulce del Manchester United. Antes de romperse la rodilla, era el jugador clave del equipo y sentía que un pedazo de la copa le pertenecía. No se cortó con la rueda de selfies:



Por último, los jugadores quisieron mandar ánimos a la ciudad con el mensaje #PrayForManchester. Aún con la medalla en el cuello y exhaustos por el partido, la plantilla posó para una foto con sentimientos encontrados.




share