PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Sports

"No puede haber más de dos negros en un equipo"

H

 

La patética "teoría" racista de este presidente de un equipo de baloncesto top europeo

omar naboulsi

16 Junio 2017 12:07

"Siempre hemos mantenido que no debe haber más de dos negros en el equipo. Lo que ha pasado es que al entrenador -Tomas Pacesas- le gusta jugar con negros, para enseñarlos y ser su tutor, y hemos terminado con cuatro negros en el equipo".

Gedvydas Vainauskas, presidente del Lituvos Rytas, no ha tenido otra manera más racista de justificar la nefasta temporada de su equipo. En Lituania el baloncesto es prácticamente una territorio polarizado entre Zalgiris Kaunas y Lietuvos Rytas, y este año no ha habido color. Al equipo de Vilnius le eliminaron de los Playoffs de la liga en semifinales y Zalgiris fue el campeón con Jasikevicius a la cabeza.



Sin embargo, Vainauskas culpa solo a sus jugadores estadounidenses del fracaso general.

"De repente se juntaron en, como decirlo, una especie de pandilla. No puede ser así, no más de dos negros en el equipo, puedo decirlo desde mis 23 años de experiencia. Los equipos no tienen más de dos negros porque... -se ríe- es entonces cuando empiezan a pasar cosas malas", dijo sin cortarse en la televisión del club.

Los negros a los que se refiere son Drew Gordon, Taylor Brown, Clevin Hannah y Corey Fisher, estos dos últimos con pasado en la Liga ACB. Curiosamente, ambos jugaron en el Joventut de Badalona.



Como era de esperar, la rajada de Vainauskas no ha tardado en encontrar respuesta en las redes sociales. El máximo anotador de la Euroliga, el estadounidense Keith Langford, ha replicado al lituano en su cuenta de Twitter diciendo que "si busca la causa de los problemas de su equipo quizá debería mirarse al espejo".





También Errick McCollum, base del Galatasaray, ha retratado a Vaniauskas:

"Imagino que el Maccabi que ganó la Euroliga de 2014 no cuenta para él. Allí jugaban Tyus, Rice, Sofo Schortsanitis... ¡Había seis jugadores negros! #ignorancia".





Toda esta polémica tiene ya tres semanas de recorrido, cuando Taylor Brown, Clevin Hannah y Corey Fisher fueron suspendidos y apartados del equipo por salir de fiesta durante las eliminatorias. De ahí a que haya una relación directa entre la raza de los jugadores, su conducta y su rendimiento en pista, hay un trecho.

Y Vaniauskas se lo ha saltado discriminando a sus propios jugadores.




share