Sports

Lebron James persigue pero no alcanza a su fantasma

La estrella de los Cavs ha superado a Jordan como máximo anotador de los Playoffs, pero aún está lejos de su legado...

Lebron James es buenísimo, nadie lo pone en duda. Tanto que seguramente sea el mejor jugador del mundo, si Kevin Durant lo permite.

La estrella de los Cleveland Cavaliers ha superado a Michael Jordan en el primer lugar de la lista de máximos anotadores de los Playoffs de todos los tiempos con un triple anotado en el tercer cuarto del quinto partido de la final de la Conferencia Este. Era su punto 29 de la noche para 5.989 en su carrera en la postemporada. Jordan se quedó en 5.987.

Además, Lebron también está entre los 10 primeros rebotes capturados y balones robados en los Playoffs.

Es una máquina casi perfecta que anota, dirige y rebotea sin que nadie pueda pararle. Sin embargo, hay algo que le trae de cabeza: quiere igualar a Michael Jordan.

Lo ha dicho más de una vez, el propósito de su carrera actualmente es "alcanzar el fantasma que le persigue". El problema es que Lebron no es Bill Murray y no tiene una banda para cazar a Jordan. Es una carrera contra la otra y siempre serán juzgadas por los éxitos de cada uno y por los gustos personales de quien las valore.

Dejando a un lado las estadísticas y acumulaciones -Jordan jugó en la universidad y Lebron se fue directo a la NBA desde el instituto- MJ aún está por encima del de Akron.

Michael Jordan fue, es y será un icono popular que ganó seis anillos y nunca perdió unas Finales de la NBA, siendo el mejor jugador que se había visto hasta el momento. Ninguno se acercaba a su nivel.

En cambio, Lebron ha perdido más finales de la NBA de las que ha ganado (balance de 3 a 4) con jugadores contemporáneos como Kobe, Kevin Durant o Stephen Curry haciéndole sombra. En las próximas dos semanas tendrá la oportunidad de igualar el récord y acortar distancias con Jordan, ya que jugará sus terceras Finales seguidas contra los Warriors.

Aunque pueda alcanzar a Jordan en cuanto a campeonatos se refiere, el papel de cada uno en sus equipos no es comparable. Sí, los dos son líderes, pero a Lebron nunca le ha gustado decidir los partidos. En sus primeros años en Cavs le costaba mucho cerrar los grandes encuentros, en Miami Heat era Dwyane Wade quien se jugaba los últimos ataques y ahora es Kyrie Irving el que le ha dado un anillo con sus triples en los últimos minutos de partido de las Finales del año pasado.

Eso le quita magia y épica a los logros de Lebron, más si cabe cuando la gente recuerda a Jordan y sus canastas para llevarse anillos en los últimos segundos.

Quizás Scottie Pippen, el eterno escudero de MJ, ha sido el que mejor ha analizado a ambos jugadores.

Lebron ni siquiera creo que haya superado aún a Kobe Bryant. Es más, no se le debería comparar con ellos porque sus posiciones son distintas. Kobe y Michael eran escoltas, puros anotadores. Un perfil más parecido al de Kyrie Irving. Lo que buscaban era anotar cuando tenían el balón en sus manos, no crear jugadas para el resto de jugadores que están sobre el parqué. Ese es el rol que ejerce Lebron, un jugador dominante y un gran pasador", explicó con franqueza Pippen en ESPN.

Y a pesar de que esta madrugada lo ha negado, Lebron James sigue comparándose con MJ, algo que la leyenda de los Bulls nunca hizo. Quería ser el mejor sin más, como mucho con la influencia en sus movimientos de Julius Erving, que en cuanto títulos es un gran olvidado por sus temporadas en la ABA.

Quizás lo mejor para la carrera de Lebron James sea alejarse del icono de los Bulls, sin obsesionarse con alcanzar sus mismos logros, aunque en ocasiones sea casi inevitable. Los fantasmas siempre serán invisibles.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar