Sports

17 obreros han muerto ya en la construcción de Rusia 2018

Salarios no pagados, retrasos en el cobro, trabajo ilegal y a temperaturas inferiores a -25° sin protección en el mundial que la FIFA quiere que sea el de los Derechos Humanos

"Los obreros encargados de la construcción de los estadios del Mundial 2018 en Rusia son víctimas de abusos y de explotación". Así acusa la ONG internacional Human Rights Watch (HRW) a los organizadores de no respetar los derechos humanos de sus obreros.

Según el informe de 34 páginas elaborado por la organización, titulado Tarjeta Roja: Explotación de Trabajadores de la Construcción en las sedes de la Copa del Mundo en Rusia, la FIFA aún no ha demostrado su capacidad de vigilar, impedir y poner remedio a estos problemas. Desde HRW han visitado siete obras de estadios que acogerán el Mundial, encontrando  irregularidades en seis de ellos: Moscú, San Petersburgo, Kaliningrado, Rostov, Sochi y Ekaterinburgo.

Tras entrevistar a 42 trabajadores rusos y extranjeros, destacan que los salarios no pagados, los retrasos en el cobro, los contratos ilegales y el trabajo a temperaturas inferiores a -25° sin protecciones suficientes son los problemas más graves.

"Los trabajadores interrogados por Human Rights Watch tenían miedo a hablar, temían las represalias de sus empleadores", asegura la organización.  

17 de ellos han perdido la vida en las obras de los estadios que albergarán el próximo Mundial.

La FIFA ha salido al paso diciendo que comparte el objetivo de HRW de garantizar buenas condiciones de trabajo en la construcción de los estadios, pero de momento no está respetando los derechos humanos de los obreros, algo que choca con su compromiso de convertirlos en "pieza central" de sus operaciones tras el escándalo de Catar.

Hace ya unos meses, la publicación noruega Josimar advirtió de estas prácticas y de la existencia de esclavos norcoreanos en los estadios rusos.

HRW también denuncia que en las obras hay una atmósfera de intimidación y sospecha. De hecho, el pasado mes de abril uno de sus miembros fue retenido mientras buscaba obreros trabajando en el estadio de Volgogrado, siendo liberado tras varias horas de interrogatorio.

En Kaliningrado, los agentes de seguridad impidieron que los obreros viesen a la delegación de la FIFA que estaba de visita para que no se pudieran quejar de sus condiciones laborales ni los dirigentes vieran su situación. Parece que la organización tenía algo que esconder.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar