Sports

Holanda quiere ser la nueva reina de Europa

Las holandesas son este verano un fenómeno social y pueden acabar con la tiranía de Alemania y sus 6 Eurocopas seguidas

Probablemente, Holanda es junto a España la selección europea que más ha crecido en los últimos años dentro del fútbol femenino. Que sea la anfitriona de esta Eurocopa es la oportunidad perfecta para que dé un salto de calidad definitivo y que se le considere uno de los mejores equipos del mundo.

Por lo pronto ya está en la final del domingo contra Dinamarca y ha ganado todos los partidos del torneo.

Han ascendido más rápido de lo que nadie podía esperar. Desde su primera participación en una gran competición -la Euro'09 donde llegaron a semifinales-, las neerlandesas han ido progresando y avanzando en un camino que les ha llevado a poder ganar un campeonato.

Gran parte de la culpa de su evolución es de la entrenadora Salina Wiegman, que ha desarrollado un proceso de rejuvenecimiento de la plantilla dejando de contar con veteranas como Van de Ven, Manon Melis, Petra Hogenwoning  o Dyanne Bito para darle protagonismo a a Lieke Martens, Danielle van de Donk, Dominique Janssen, Shanice van de Sanden, y Vivianne Miedema, la estrella indiscutible del equipo.

Su caso es el perfecto ejemplo representativo de lo que le ha pasado al fútbol femenino holandés: en poco tiempo ha pasado de jugar en el fútbol local a ser una de las estrellas del Arsenal.

Muchas de las jugadoras holandesas se han marchado a jugar fuera, escapando de la poca de competitividad de la liga doméstica y emigrando a equipos como Barça, Liverpool, PSG o Bayern de Múnich. Además, esta fuga de talento ha hecho subir el nivel de las propias futbolistas, pero también ha obligado a los clubes holandeses a hacer lo propio.

El juego que ha propuesto Wiegman en esta Eurocopa ha hecho que sus jugadoras exploten mejor su potencial con movimientos libres y fluidos que parecen estar inspirados -con un mundo de por medio aun- del "Fútbol Total" de aquella Holanda de Cruyff.

Cada uno de sus partidos se han convertido en una fiesta nacional. Los estadios han llegado a reunir a más de 20.000 personas, una burrada para el número de espectadores que suele asistir a los partidos de fútbol femenino, acompañadas de banderas y bufandas de la Oranje -el color también ayuda- para crear un ambiente que lleva en volandas a las locales.

Holanda ha enganchado a los espectadores. Esta edición de la Eurocopa ha superado todos los récords de audiencia televisiva, y solo en la fase de grupos 81,5 millones de personas han visto partidos del torneo, frente a los 60,8 millones de la Eurocopa de Suecia en 2013.

En internet también se ha disparado su visionado con un total de 2,4 millones de personas han seguido la Eurocopa en UEFA.com y en la aplicación móvil, casi el doble de los 1,5 millones que siguieron la última competición.

A pesar de que a toro pasado es mucho más fácil de decir, la Federación Holandesa confió en sus jugadoras desde el primer momento. Quizá por eso cambió el león característico que adorna el escudo de la selección nacional por una una leona que ruge en el pecho naranja de sus camisetas.

Parece que tienen todo de cara para ser una nueva potencia mundial y suceder a Alemania en el trono europeo, aunque es difícil que lleguen a su nivel.

Las germanas llevan 6 Eurocopas seguidas ganado el trofeo y acumulan 8 en total. De hecho, solo se les han escapado tres campeonatos, dos que se llevó Noruega y uno que rascó Suecia. El domingo habrá una nueva campeona, aunque habrá que esperar para ver si es un éxito pasajero o un nuevo reinado continental.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar