PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Sports

Kevin Durant gana merecidamente su primer anillo de campeón

H

 

Los Warriors consiguen su 5º campeonato de la NBA con KD como MVP

omar naboulsi

13 Junio 2017 11:33

Getty

Las Finales de la NBA se han terminado en 5 partidos, los que han necesitado los Warriors para fulminar a los Cavs de LeBron.

En el encuentro de esta madrugada, ganaron por 129-120 con 39 puntos de Kevin Durant, que se ha llevado merecidamente el trofeo de MVP de las Finales.



Muchos criticaron su salida de Oklahoma City Thunder el pasado verano, pero ha sido llegar a Oakland y ganar su primer anillo de campeón con 28 años. En esta serie, el mejor anotador del mundo se convirtió en el primer jugador con cinco partidos consecutivos de 30 puntos en las Finales desde Shaquille O'Neal en el 2000.

"No pude dormir durante dos días. Estaba ansioso, nervioso. Sólo quería ponerlo todo", reconoció KD después del partido.

En el quinto partido -y en todas las Finales- Durant no ha estado solo. Tuvo como escudero de lujo a Stephen Curry con 34 puntos y 10 asistencias, y Andre Iguodala recordó a su versión de MVP de las Finales de 2015 con 20 puntos y una gran defensa sobre LeBron James. Ese trabajo en equipo durante la temporada les ha valido a los Warriors para conseguir su quinto anillo, el segundo en 3 temporadas, venciendo en 31 de sus últimos 33 encuentros, incluidos 16 de sus 17 partidos de Playoffs.



Aunque los Warriors tengan a 4 All-Stars en su quinteto y dos MVP's de la NBA, su aplastante superioridad sobre los Cavaliers ha sido gracias al banquillo

Los Livingston, Iguodala, West y Clark aportaban al equipo cada vez que salían a la pista, mientras que los reservas de Cleveland han restado. Tanto es así que el entrenador de los Cavaliers, Tyronn Lue, solo utilizó tres suplentes en el quinto partido: Kyle Korver, Deron Williams y Richard Jefferson.



Entre ellos solo fueron capaces de contribuir con 7 de los 120 puntos del equipo, un pobre 5,8% del total de la producción ofensiva de los de Ohio. La nada más absoluta con 3 puntos de Korver con el partido decidido y 4 de Jefferson, el mejor suplente de largo.

Estos datos chocan más si se comparan con lo ofrecido por la segunda unidad de los Warriors esta madrugada: 37 de los 129 tantos, el 27,1% del total.



Siendo esta la tercera vez consecutiva que los dos equipos se encuentran en la final de la NBA, la figura de LeBron queda tocada. Es la quinta Final que pierde de las 8 que ha disputado, aunque lo peor es que la serie ha dejado la sensación de que es muy complicado que pueda armar un equipo para vencer a los Warriors a corto o medio plazo. Ni promediando un triple-doble sobrehumano ha podido con ellos.

¿Es este el despegue de una dinastía llamada a dominar (más) la liga?




share