Sports

Pues sí, los futbolistas también sufren para llegar a fin de mes

Según un estudio del sindicato internacional de futbolistas, un 44% de ellos gana menos de 1000 dólares al mes, un 41% no cobra a tiempo y un 15% dice haber sufrido acoso laboral

Los futbolistas profesionales tienen la fama de tener el dinero casi por castigo. Sí, algunos lo tienen, pero solo representan una ínfima parte del total de futbolistas de todo el mundo. Según un estudio revelado por FIFPro, el sindicato mundial de futbolistas, el 41% de los jugadores profesionales no reciben puntualmente sus salarios.

Dejando a un lado las superestrellas de los grandes campeonatos europeos como la Premier League o la Liga española, en los demás continentes se sufre por cobrar al día.

El estudio, que tuvo la participación de la Universidad de Manchester, se basó en el testimonio de 4.000 jugadores de 54 países y 87 campeonatos diferentes en Europa, América y Europa. Casi la mitad de los encuestados no recibieron a tiempo su sueldo al menos una vez en los últimos dos años.

" Es el derecho fundamental de todo asalariado ser pagado en integridad y a tiempo. El hecho de que este derecho básico no sea respetado en el mundo del fútbol es inaceptable", ha indicado FIFPro en un comunicado.

En cuanto a la cantidad que perciben los futbolistas, el 40,3% de los encuestados cobra más de 2.000 dólares al mes, el 14,5% entre 1000 y 2000 dólares, el 24,6% gana entre 300 y 1.000, y el 20,6% se lleva 300 o menos. En el otro extremo, menos del 2% gana más de 720.000 dólares anuales, estos sí pertenecen a la élite.

Resultado de imagen de impagos futbolistas

Además, los jugadores que menos cobran suelen tener contratos de menos duración, por lo que los futbolistas profesionales están en constante presión por asegurarse un empleo. De hecho, la duración media de sus contratos oscilan entre los 22 y los 23 meses.

Por si fuera poco, el 29% de los jugadores traspasados asegura que se vio obligado a cambiar de club contra su voluntad. Es más, en países como Croacia o República Checa, los jugadores son tratados como trabajadores autónomos y no como empleados, por lo que más del 90% de los jugadores tienen un contrato de derecho civil o eran autónomos en lugar de tener un contrato de trabajo completo.

En el fútbol no es oro todo lo que reluce. Sin ir más lejos, dejando a un lado el dinero, el 15% de los encuestados fue víctima de acoso y el 7,5% dijo haber sufrido discriminación por su origen étnico, condición sexual o preferencia religiosa. Están en el punto de mira.

Según el sindicato, el mercado laboral futbolístico está dividido en tres grupos. El primero lo forma la élite de los cinco grandes campeonatos europeos (Inglaterra, España, Alemania, Francia e Italia) con grandes sueldos, mientras que el segundo está compuesto por las ligas que tienen condiciones aceptables, como USA o Australia.

Por último, el tercero lo forman la gran mayoría de jugadores profesionales, que sufren en sus carnes la precariedad laboral del fútbol yendo a jugar cada fin de semana en autocar, distribuidos mayoritariamente por Europa del Este, Sudámerica y África.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar