PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Sports

La Fórmula 1 salda la deuda con Jules Bianchi dos años tarde

H

 

La trágica muerte en carrera del piloto francés demostró que el punto débil de los pilotos de F1 estaba en la cabeza y no en la velocidad

Omar Naboulsi

21 Julio 2017 06:00

Sutil hace aquaplanning en una curva de Suzuka en el GP de Japón'14. Una grúa le atiende mientras a Jules Bianchi se le va el coche en el mismo instante. La pista húmeda del Gran Premio japonés siempre fue una lotería para los neumáticos de los monoplazas. El piloto francés choca contra la grúa, provocando que los hierros de la misma actúen a modo de palanca y le acaben aplastando la cabeza. 9 meses después, acabó muriendo en un hospital.

Esta semana se cumplen dos años de su muerte y la F1 no olvida que se podría haber evitado. Por esa razón, la FIA ha implantado una nueva medida de seguridad para los pilotos pese a que 9 de las 10 escuderías han votado en contra. Por fin todos los monoplazas deberán llevar el Halo para proteger la cabeza de los pilotos a partir del Mundial'18.

Se trata de un sistema de tres barras situadas delante de los pilotos para evitar impactos contra sus cráneos.



Este tipo de golpes preocupan mucho a los pilotos. El Halo no es el único método que ha probado la FIA: Aeroscreen y Shield -dos especies de ventanas protectoras- han sido otras piezas que se han testeado en los últimos años, pero se han desechado.



Finalmente, el Halo ha sido el sistema escogido a pesar de que nueve de los diez equipos votaron en su contra, y no solo por lo feo que es. Las dudas en cuanto a las barras se basan en circunstancias de evacuación en caso de incendio o accidente en el que el coche quede boca abajo.

A decir verdad, el halo se ha llevado palos de todos los colores.

"No ha sido la mejor de las semanas y ahora veo que aprueban el halo para 2018 con su consiguiente aumento de peso, ¡qué feo! Espero que el halo cause tantos problemas como solucione, además, esconde el aspecto de gladiadores de los pilotos", decía en su cuenta de Twitter el ex piloto Martin Brundle tras conocer la decisión.





Karun Chandhok fue más irónico: "Bueno, al menos tuvimos un año de coches bonitos con las reglas nuevas", ha publicado el piloto indio.





Hasta los fotógrafos rechazan el Halo. Uno de ellos, Darren Heath, asegurá que lo eliminará de sus capturas."Photoshop se desarrolló para quitar basura de las fotos, así que un andamio horrible como es el Halo no estará en mis fotos".




Veremos si el Halo por lo menos es eficaz, ya que de momento se ha ganado la antipatía de toda la F1 y ni siquiera se ha estrenado.




share