PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Sports

El hijo de Magic Johnson, un nuevo icono de la revolución de género en EEUU

H

 

Tiene 25 años y defiende la androginia como estilo de vida

omar naboulsi

12 Septiembre 2017 12:00

Getty

EJ Johnson sigue afianzándose semana tras semana como un nuevo referente del colectivo LGBT en EEUU, especialmente en cuanto a cuestiones de estilo y moda se refiere. A los 25 años ha hecho su aparición en el mapa de la fama internacional, y no por ser el hijo único de uno de los mejores jugadores de la historia del baloncesto.

Sí, el hijo que tuvo Magic a los pocos meses de anunciar que había contraído el VIH ha sido la principal entrella del Beautycon, un festival de cosmética celebrado en Los Ángeles, donde lideró un debate sobre la revolución del género. “Hablamos de personas que no tienen miedo a vivir su verdad. Por eso hoy estamos hablando de romper fronteras. De eso trata la belleza”, dijo Johnson en el festival, a sabiendas que sus declaraciones ahora tienen una gran repercusión.




Earvin Johnson -así se llama- completó sus estudios de planificación de eventos, haciéndose un rostro conocido en la sociedad americana hace 3 años gracias al reality show The rich kids of Beverly Hills, dedicado a mostrar la vida de distintos niños de papá.

Sin embargo, su imagen cambió radicalmente en 2015: se sometió a una operación de reducción de estómago en 2015, perdió cerca de 80 kilos y comenzó a cimentar su aparencia andrógina.



Una muestra de su influencia es que el The New York Times publicó hace un par de semanas unas fotos de Johnson como portada de su suplemento de estilo, haciéndose eco de su evolución. Su popularidad no para de crecer -tiene más de 634k seguidores en Instagram-, siendo un cotizado invitado en los desfiles de ropa y en las fiestas de la jet set. 

A pesar de que los memes sobre su apariencia y su vuestuario son habituales en la redes, hace tiempo que decidió no cambiar de sexo. Se siente cómodo siendo un hombre transgénero, aunque ha reconocido en más de una entrevista que meditó la opción de operarse. 



El apoyo incondicional de Magic le ayudó a no reprimirse nunca. Quizás sea la única ventaja de tener un padre que conoce a las mil maravillas qué es eso de sentirse discriminado públicamente por una cuestión de sexualidad.


share