Sports

Cuando Daniel Day-Lewis fue un boxeador del IRA

El actor llegó a nacionalizarse irlandés antes de rodar esta mítica película de deporte y política

Daniel Day-Lewis ha anunciado con 60 años que deja su brillante carrera como actor. Y pocos lo entienden. En una profesión donde la edad no supone, para un hombre, grandes problemas en la élite, el único intérprete que ha ganado tres Oscars a mejor actor - Mi pie izquierdo, Pozos de ambición y Lincoln- ha dicho en un comunicado que se retira por una "decisión privada".

Aparte de sus papeles más célebres en El último mohicano y Lincoln, Day-Lewis tiene un peliculón con terrorismo y deporte como piezas centrales. El director Jim Sheridan contó con el actor inglés para ser el prota de The Boxer, un film que cuenta la historia de Danny Flynn, un boxeador que sale de la cárcel tras 14 años por sus actividades con el IRA.

Se trata de una película estrenada en el 1997 que vendría a cerrar una trilogía sobre el conflicto terrorista en Irlanda del Norte que el tándem compuesto por el guionista Terry George y el propio Jim Sheridan tenían entre manos años antes con En el nombre del padre y En el nombre del hijo.

Para esta saga, Day-Lewis adoptó la ciudadanía irlandesa y se compró una casa donde aún vive con su familia.

En realidad, la gran diferencia entre En el nombre del padre y The Boxer era que Gerry Conlon -el protagonista de la primera- entraba en el cárcel por ser culpado de un delito que no cometió y acusara la falta de experiencia cuando fue encarcelado, mientras que Danny Flynn salía de prisión con todo lo ya vivido resarcirse de sus problemas en el exterior. La interpretación de Day-Lewis para encarar esta problemática es magistral.

Aunque siga abordando el conflicto norirlandés con miles de referencias a su carácter religioso, la película se desmarca centrándose más en el dilema moral del protagonista para completar una historia de redención

A diferencia de las más beligerantes películas que abrían la trilogía, esta adopta una postura pacifista con Day-Lewis reiniciando su vida al lado de la mujer que ama. La imagen del boxeo como un tipo de lucha sometida a unas reglas frente a la irracionalidad de la violencia armada acaba de destacar esta tregua.

Además, se refleja la intrahistoria del pueblo norirlandés esperando a ver cómo acaban las negociaciones del Acuerdo de Belfast, aquella cumbre que tras diez duros meses consiguió que Irlanda del Norte pactara la paz con Gran Bretaña e Irlanda un Viernes Santo, el del 10 de abril de 1998.

Una época de paz -que dura ya casi dos décadas- que desde su nacimiento ya contaba con referencias de ficción de altura.

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar