Sports

Copa de África: ¿la gran ocasión para deshacerse de Ali Bongo?

Tras dos elecciones irregulares y 50 años de dictadura encubierta, Gabón parece harta de su presidente

La Copa de África'17 comienza este sábado en Gabón, el país que la organiza. Más allá de las filigranas de Mahrez o los goles de Aubameyang, la XXXI edición de este campeonato se ve sacudida por un posible boicot de origen político.

Al menos esa es la intención de los opositores al gobierno de Ali Bongo —el "presidente" de Gabón—, que anunciaron en un comunicado que pretenden obstruir el torneo en señal de protesta por la reelección ilegal de Bongo como presidente.

"La sociedad gabonesa no quiere una Copa de África hasta que no se restaure la verdad de las urnas", dijeron los miembros de la opositora Unión de las Fuerzas por el Cambio en una rueda de prensa en Libreville.

"La plataforma nacional de la sociedad civil de Gabón quiere llamar solemnemente el pueblo gabonés a un boicot activo en la Copa de África'17 por todos los medios apropiados, de forma pacífica, no violenta, en nombre de la libertad de expresión, la verdad de las urnas, la soberanía de las personas y el respeto a nuestros mártires", sentenciaron.

La Unión de las Fuerzas por el Cambio, con Jean Ping a la cabeza, tiene motivos para desconfiar de las malas artes de Bongo. Los resultados oficiales de las elecciones de agosto dicen que Bongo fue el ganador con un 49,80% de los votos contra un 48,23% a favor de Jean Ping. La diferencia entre ambos candidatos fue tan sólo de 5.594 votos. Algo muy sospechoso si se tiene en cuenta la poca transpariencia en el recuento y su ascendencia.

Ali es el hijo de Omar Bongo, el presidente dictatorial de Gabón durante más de 40 años. Cuando murió en 2009 en el Hospital Quirón de Barcelona su hijo se presentó a las elecciones y se las llevó de calle... algo que la oposición definió como un "golpe de estado electoral".

Pero este verano el vaso se colmó. La sociedad gabonesa no quiere otro mandato de 7 años de la familia Bongo, y ha trasladado a las calles toda su crispación. Tras hacerse pública la victoria de Bongo, las manifestaciones al grito de "Ping Presidente" fueron reprimidas por las fuerzas del orden con granadas y gases lacrimógenos. Los manifestantes también incendiaron la Asamblea Nacional y el Parlamento.

Tres muertos y 800 detenciones fueron las víctimas de una ola de protestas que se veía venir.

Desde hace medio siglo los Bongo hacen y deshacen a sus anchas en Gabón. Desde que Omar Bongo entró al poder en 1967 se convirtió en un líder totalitario. Tanto que él mismo cambió el nombre de la ciudad donde nació. En los mapas ya no aparece como Lewai, sino como Bongoville. Incluso se convirtió al islam en 1973 para que los estados árabes subvencionaran las operaciones de explotación petrolífera en los dominios africanos.

Quizás la Copa de África sea el último gran evento que vive la familia Bongo desde lo más alto del poder gabonés. O no.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar