PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Sports

El fuego interno de Claudio, el hombre que hizo realidad el mayor cuento de hadas del año

H

 

Para las casas de apuestas era más probable que Kim Kardashian fuese presidenta de EEUU o que Elvis apareciera vivo en 2016 que que el Leicester ganase la Premier. Pero ahí estaba Claudio Ranieri

Omar Naboulsi

27 Diciembre 2016 18:15

"¡Es un cuento de hadas!". Esa es la frase más escuchada en los partidos del Leicester City desde que Ranieri llegó al banquillo. El último campeón de la Premier League dio la campanada la temporada pasada llevándose el título y en esta ya está clasificado para los octavos de la Champions. En un solo año este club pasó de salvarse en la última jornada a ganar la liga. ¿Qué cambió?

Claudio Ranieri es la respuesta.

El entrenador italiano llegó a la ciudad cuestionado después de fracasar con la selección griega. Los aficionados no creían en un hombre de 64 años que había dado tumbos por España, Francia, Italia e Inglaterra sin ganar nunca una liga.



Tal era la desconfianza en Ranieri al frente del equipo que las casas de apuestan daban 5000 a 1 las probabilidades de que el Leicester ganase la liga. Era más fáctible que Kim Kardashian fuese presidenta de los EEUU (2000 a 1) o que Elvis Presley siguiese vivo (1000 a 1). No queda ahí la cosa: era más probable que la Reina de Inglaterra se convirtiera en una estrella de la música, el descubrimiento del monstruo del Lago Ness o que Sir Alex Ferguson participara en 'Mira Quién Baila'. Ranieri les cerró la boca.

La experiencia que acumulaba era justo lo que necesitaba el equipo y la grada se dio cuenta. Ranieri se convirtió en el ídolo de los "Foxes": es El Padrino de Leicester.



Y es también el claro vencedor de 2016. Un hombre capaz de conseguir la mayor machada del fútbol moderno, luchando contra los mejores equipos ingleses con un presupuesto limitadísimo, lo que le ha valido para estar nominado al premio The Best como mejor entrenador del año. Para hacernos una idea, el Leicester ha pagado unos 60 millones de libras en salarios este año, lejísimos de los casi 250 que pagó el Chelsea en la 2014-15 cuando ganó el campeonato.

Ranieri ya es un referente para aquellos románticos que añoran un fútbol de sorpresas, ése al que España se acostumbró en los 90 y principios de los 2000 pero que ya casi ha olvidado.

Tal y como el propio Ranieri ha reconocido, el éxito del equipo se debe a la mentalidad de los jugadores. ¿Cómo motiva Ranieri a unos jugadores que en un principio luchaban por no descender hasta llegar a ser campeones?



“Siempre les digo a mis jugadores que deben encontrar la motivación dentro de sí mismos. Una oportunidad como ésta no volverá. Que busquen ese fuego interno, esa motivación, no se avergüencen de ello", explicó el italiano en The Player Tribune.

También destaca en cuidar la motivación día a día, con pequeños detalles. Como la promesa que les hizo a sus jugadores si mantenían la portería a 0 en un partido contra el Crystal Palace. "Les dije, vamos muchachos, les ofrezco pizza si dejan la portería a cero". El Leicester ganó 1-0 y Ranieri cumplió su palabra, aunque hizo que los jugadores se cocinaran sus propias pizzas en un restaurante del centro de Leicester. Brillante.

share