PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Sports

Canelo vs Chávez Jr: el combate que paralizará a 40 millones de mexicanos

H

 

México, en mitad de la crisis del boxeo nacional, elige a su nuevo ídolo este sábado en Las Vegas

Omar Naboulsi

05 Mayo 2017 15:54

En un cóctel de millones de dólares, espectáculo y orgullo patrio, los dos máximos exponentes del boxeo mexicano actual, Saúl "Canelo" Álvarez y Julio César Chávez Junior, se verán las caras mañana con el objetivo de convertirse en el nuevo ídolo pugilístico de México.

Sin ningún campeonato mundial en juego, este combate disputado en el T-Mobile Arena de Las Vegas será el primer evento en la historia del Pay Per View protagonizado por dos mexicanos.

La rivalidad entre Canelo Álvarez (48-1-1, 34 por KO) y Julio Chávez Jr (50-2-1, 32 por KO) nació hace algo más de ocho años, cuando se convirtieron en figuras promocionales de las dos cadenas televisivas más importantes de México, TV Azteca y Televisa, respectivamente.



Sin embargo, en estos años las carreras de ambos han tomado caminos muy diferentes: Canelo se transformó en la máxima figura de Golden Boy, la promotora de Oscar De La Hoya, y es uno de los mejores boxeadores libra por libra de la actualidad; mientras que Chávez Jr busca encauzar su carrera después de varios escándalos relacionados con las drogas.

A decir verdad, los partidarios de Canelo se las prometen muy felices. Con 26 años, es una máquina de picar carne. De sus 48 victorias, 34 han sido por KO y el 50% no pasaron el sexto round.

En el ring es un luchador muy sobrio y mortal en las distancias cortas, algo que suele costarle a Chávez algún disgusto.

Pero Canelo siempre ha luchado contra rivales de menor tamaño que él, algo que sus detractores siempre le han echado en cara. Mañana puede callar esas voces críticas, ya que Chávez Jr mide 10 centímetros más que él y tiene unos brazos mucho más largos.



Por su parte, los defensores de Chávez Jr saben que este combate es la última gran oportunidad que tiene el boxeador para encauzar su carrera. A sus 31 años, es muy consciente de que no le quedan muchas balas en la recámara y por eso se entrenó durante tres meses en el Centro Ceremonial Otomí, a 3.200 metros sobre el nivel del mar.

El hijo de Julio César Chávez quiere redimirse de algunos errores del pasado que pusieron en jaque su recorrido en el boxeo. Chávez dio positivo por doping en 2009 y fue sancionado por consumir marihuana en 2012, algo que manchó su imagen.

Es el rival inferior, en teoría. Todos sus fans esperan que dé la sorpresa y que haya una revancha con Canelo: el acuerdo del combate tiene una cláusula de revancha automática en caso de gane Chávez Jr. De lo contrario, el hijo de la leyenda no tendrá derecho a exigir una segunda pelea.



Que el combate del año en México sea este es síntoma de que el boxeo azteca atraviesa una crisis. Desde que Juan Manuel Márquez venciera por knock out al filipino Manny Pacquiao en 2012, cuesta recordar una victoria tan contundente de un púgil mexicano.

El público ya no va a los estadios porque sabe que se va a encontrar peleas donde no hay espectáculo ni boxeadores con técnica. Los expertos culpan a los entrenadores del país, que solo promocionan a portentos físicos que carecen de buenos movimientos.

En cuanto a la bolsa del combate, destacar que Chávez Jr se llevará 6 millones de dólares, mientras que Canelo recibirá alrededor de 20 millones.

Según los pronósticos, esta pelea será la primera que llegue a rozar el millón de espectadores en PPV desde el decepcionante combate entre Floyd Mayweather y Manny Pacquiao hace dos años.



Además, se espera que más de 40 millones de mexicanos vean el combate en las transmisiones de Tv Azteca y Televisa.

Por último, esta será la primera velada de boxeo que convoque a más de 22 mil aficionados en el T-Mobile Arena de Las Vegas.

Tal es la locura por asistir al combate que la reventa de entradas ha alcanzado los 30 mil dólares, cerca de 570 mil pesos mexicanos. Para hacernos una idea, la entrada más cara en reventa para el Mayweather-Pacquiao fue de 32 mil dólares. Un precio surrealista para saber quién sera el próximo estandarte mexicano.


share