Sports

El equipo contra el que nadie quiere jugar (porque acabarían hospitalizados)

Nadie quiere jugar contra el Canelas 2010. Los rivales de este club portugués formado por ultras tienen miedo a ser agredidos o que les quemen el coche

Si los aficionados se limitasen a mirar la clasificación, dirían que el Canelas 2010 está haciendo un temporadón. Va líder de su grupo en la cuarta división portuguesa y ha ganado 12 partidos seguidos por 3-0. No es que hayan fichado a Ronaldinho o a Kaká, lo que sucede es que sus rivales les tienen miedo y no aparecen.

Doce de sus trece adversarios no se han presentado a jugar contra ellos, prefieren perder por incomparecencia y pagar 750 euros de multa antes que jugar contra un equipo formado por los jefes de los Super Dragões, el mayor grupo ultra del Oporto.

“Sufrimos coacciones, los árbitros están intimidados y no escriben en las actas lo que sucede. Como no llega nada a los comités, nadie actúa”, explicó Manuel Gomes, presidente del Grijó (rival del Canelas) a El País. Una parte del césped del estadio de su equipo apareció quemado días antes de enfrentarse al Canelas. Ocurrió lo mismo con dos furgonetas calcinadas del Pedrouços. No obstante, no se ha demostrado que los autores fueran miembros del Canelas. De momento.

Tal y como han confesado diversos directivos de la categoría, los partidos en el campo del Canelas 2010 se juegan con terror en el campo y en la grada. El club amenaza a los jugadores rivales, normalmente chavales de 20 años que poco pueden hacer para evitarlo. La policía tampoco les protege.

Lejos de excusar su actitud, desde el Canelas se pavonean de la violencia que les caracteriza. “Quien tenga miedo que se compre un perro", llegaron a escribir en las redes sociales.

Lo peor es que al no ser sancionado, el club seguirá en la misma línea y acabará ascendiendo a tercera división, metiéndose de lleno en el fútbol profesional y disputando la Copa con apenas 6 años de historia. “Todo esto es una 'trapallada' y nos entristece, pero ahora nuestro objetivo ya es prepararnos bien y ascender”, ha dicho Fernando Madureira, capitán del Canelas, y capo de los Super Dragões.

Madureira, más conocido como "Macaco", tiene 41 años, es presidente y jugador del club y dirige a más de 5000 ultras del Oporto. Era un delantero con mucho talento, pero prefirió jugar en categorías más humildes. “No podía ser profesional del fútbol y luego faltar a los partidos por apoyar al Oporto. Elegí los Super Dragões", confiesa.

En 2012 le llamó el Canelas para dirgir al equipo y pidió que con él llegasen sus amigos. Al prinicipio había cierta paz en el club, hasta que el año pasado e l 90% de los árbitros de la categoría en la que jugaban se negó a pitar sus partidos. Acabaron ascendiendo.

Para limpiar la imagen del equipo, la Secretaría de Estado de Juventud y el Plan Nacional de Ética en el Deporte apoyó una iniciativa para jugar un amistoso entre el Canela 2010 y diversos periodistas, aunque fue inútil. Ya llevan dos meses sin jugar ningún partido.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar