PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Sports

“Demasiado pequeño para ser una guerra y demasiado cruel para ser un juego”

H

 

Vale todo menos los puñetazos en la cabeza. Toda la brutalidad y magia del calcio storico florentino en un vídeo

Omar Naboulsi

12 Julio 2017 12:25

En Florencia existe una peculiar versión del fútbol con el que te duele todo el cuerpo solo de verlo. El contacto físico es prácticamente ilimitado y el público disfruta de los partidos como si estuvieran viendo a gladiadores en la arena.

Mejor dicho, el partido. El evento de calcio storico -o calcio fiorentino- se juega cada 24 de junio en honor a San Juan, santo patrono de Florencia. Los compañeros de Copa90 lo han conocido en profundidad:




El calcio storico se originó en el Renacimiento entre aristócratas florentinos como una especie de reedición del “harpastum”, un juego de pelota de la Antigua Roma que a su vez se recuperó de una práctica griega. En los tres casos la violencia era el sello de distinción y por esa razón los jugadores estaban obligados a ser ágiles, rápidos y fuertes.

Tal es la dureza del juego que Enrique III de Francia lo describió una vez como algo “demasiado pequeño para ser una guerra auténtica y demasiado cruel para ser un juego”.

El responsable de redactar las reglas de este fútbol hecho para luchadores fue Giovanni de'Bardi, conde de Florencia en el siglo XVI. No es casualidad, ya que este deporte estaba reservado a la clase alta florentina que se batía en duelo tratando de llevar la pelota de un lado al otro del campo.



Después de varias décadas con poca repercusión, el calcio storico resurgió en el siglo XVII, aunque sin mucho recorrido.

No fue hasta los años 30 del siglo pasado cuando una serie de partidos se repitieron con frecuencia anual. De ahí que cada año en la Piazza de Santa Croce, cuatro equipos compitan en un pequeño torneo, cada uno representando un barrio de Florencia:

Santa Croce -los azzurri-, Santa Maria Novella -rossi-, Santo Spirito -bianchi-  y San Giovanni -verdes-.

De hecho, estos equipos son solo rivales un día al año, el resto están hermanados animando a la Florentina. Tanto que la próxima temporada el equipo viola tendrá cuatro camisetas secundarias, una por el color de cada barrio.



Pero qué día. Los jugadores se sueltan puñetazos, cabezazos, codazos y se agarran mutuamente del cuello. Por lo menos los golpes en la cabeza están prohibidos, al igual que dos jugadores o más ataquen simultáneamente a otro. Es una mezcla de fútbol, rugby y lucha libre envuelto de un ambiente de justa medieval donde los árbitros -8 en total- van vestidos como nobles del Renacimiento.



Estas imágenes del calcio storico hacen resurgir tiempos donde la brutalidad y la defensa del honor eran la moneda con la que se ajustaban las cuentas de la rivalidad.


share