Sports

CAP Ciudad de Murcia: el año que viene subimos otra vez

¿Cuánta dosis de agonía cabe en tu cuerpo cuando tu equipo baja? ¿Y de arroz caldero? ¿Y de cerveza? ¿Y de orgullo? Mucho de todo, según Miguel Maldonado

Imágenes No Te Metas En Política / Público TV

Para quien no conozca al Club de Accionariado Popular Ciudad de Murcia le diré que es buen club. Un club para, por y de sus socios. Cada uno tiene como máximo una acción, así que todo se decide mediante votaciones más democráticas que una tarde de cañas con Mandela y Rosa Parks.

Aquí desaparecen las directivas de millonetis barrigudos que se dan palmaditas en la espalda mientras cierran sus negocios y se echan unas risas, puro y coñac mediante. Es difícil gestionar el business desde el palco del Jose Barnés, el estadio del Ciudad, por su flamante inexistencia. En lugar de eso, los socios se ponen a echar un cable en lo que pueden: colaborando con la PAH, acogiendo a refugiados en el equipo, montando el femenino, el adaptado para discapacitados y hasta el de fútbol de mesa, porque aquí cabe todo el mundo. Bello concepto este del accionariado popular.

Así que: última jornada de liga, grupo XIII de 3ª División y el Ciudad de Murcia se juega la permanencia. Poca broma.

Siendo yo natural de Murcia y simpatizante del Ciudad me vi en la obligación moral de acudir a su último y decisivo encuentro. De modo que a las dos de la tarde ya merodeaba los alrededores del Barnés. El partido empezaba a las seis, pero oigan, habrá que ponerse en situación. Voy a comer con algunos amigos, aficionados del Ciudad, todo gente joven, sana, entusiasta de lo suyo. Nos apañamos un arroz caldero, plato típico de la Región de Murcia, con su mujol, su ajo. Cosa fina. Tal vez tomamos alguna cerveza, pero no estoy en posición de afirmarlo ya que no recuerdo la literalidad de lo que allí aconteció.

Cuando nos disponemos a zanjar el asunto con unos cafés, algo perturba la paz que se respira en el barrio de Santa María de Gracia. Unos cincuenta aficionados del Ciudad irrumpen con banderas, bengalas y cánticos de carácter festivo. Entregados a la algarabía. Se llegan a hacer referencias no excesivamente amistosas a poblaciones cercanas a la Región y con las que, por lo que sea, no existe una relación de mutuo respeto y admiración. En todo caso, se percibe humor en el subtexto: nadie puede estar realmente en contra de Elche y su mítico y legendario palmeral.

Un señor que está a mi lado y afirma vivir en Suecia me comenta que cuando le contaba a los suecos cómo se vivían los partidos del Ciudad no daban crédito. Cierto, sí, pero carente de mérito ya que los suecos son muy dados a flipar por cualquier cosa. Su privilegiado Estado del bienestar les incapacita para experimentar emoción alguna. Me compadezco de estos soporíferos nórdicos.

Por fin llegan las seis de la tarde y el inicio del partido.

Hay buen ambiente. Lo cierto es que el Ciudad tiene bastantes posibilidades de salvarse. Si gana o empata consigue la permanencia. Si pierde pero su rival directo, el Pinatar, hace lo propio, permanencia. No hay motivos para alarmarse en exceso.

El partido va transcurriendo con normalidad. Juegan contra el Mar Menor, que lucha por entrar en playoffs de ascenso a 2ªB. A veces las decisiones arbitrales son más bien discutibles, o eso nos parece a nosotros. Parte de la afición lo recrimina, pero sin perder las formas en ningún momento, sólo faltaba. 'Oiga, caballero, está usted aplicando el reglamento de forma más bien heterodoxa, haga el favor', se le hace saber al señor colegiado, siempre desde el más profundo respeto. Recordemos que en un campo de Tercera la cercanía de la grada al césped es notable, dejo caer este detalle por aquí y ya ustedes hacen el resto.

En el minuto 40 llega el momento aciago.

El Mar Menor marca un gol y nos venimos abajo, pero enseguida volvemos a animar a nuestros jugadores, que a eso hemos venido. Vuelven a la carga. Hacen el esfuerzo, pese a que de momento resulta infructuoso y nos vamos al descanso con el mismo resultado. Al salir el Ciudad sigue intentándolo, pero el Mar Menor se hace fuerte y no hay manera. Hasta que llega el minuto 59 y el árbitro pita penal a favor del Ciudad.

Un pequeño momento de locura colectiva se desata, porque todos intuimos lo que se viene. Carlos 'Gatopardo' Rodry, mote que tuve a bien adjudicarle por motivos que no vienen al caso, se prepara para el disparo. Hay expectación. El árbitro pita. Gatopardo le pega y acaba en manos del portero... No podía ser. Pero allí nadie se viene abajo. Tras unos segundos de lamentaciones volvemos a animar. Es lo que hay. De repente, llega la noticia a través de algún transistor. El Pinatar marca y encarrila su partido. Venga hombre, no me jodas.

Pues nada, al lío, a insistir. Pero no hay forma. Van pasando los minutos y el desagradable final parece irremediable. Hay que intentarl. Y se intenta, pero es imposible. El árbitro pita el final, el Ciudad ha perdido y nos vamos a Preferente. Los jugadores se derrumban, pero antes de que se pueda digerir bien la noticia se vuelve a cantar: 'Estos son, nuestros jugadores'. Claro que sí, estos y no otros. Los jugadores vienen a dar la cara con su afición. Pepe Rabadán, el capitán del equipo que se retira este año, está especialmente jodido. Llora. La grada corea su nombre, porque ese tipo ha dado todo lo que tenía al equipo, así que no queda más que darle las gracias.

De allí no se mueve nadie, ni en la grada ni en el campo. Se sigue aplaudiendo, y se acaba cantando a dúo con el equipo: la grada afirma que a ellos no se les pasa el vacilón, y los jugadores lo corroboran diciendo que tampoco se les pasa nunca. A ese campo va uno a divertirse y a disfrutar del fútbol modesto y popular, y al que no le guste que no venga. Poco después la gente va abandonando el campo, y entre ellos se comentan que bueno, que el año que viene subimos otra vez, ya lo verás, que ya sabemos lo que es estar en Preferente y que oye, más se perdió en Cuba y volvieron cantando.

Ya les dije que era buen club el CAP Ciudad de Murcia.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar