PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Sports

¿En qué momento el doping se ha vuelto gracioso?

H

 

El gobierno y la agencia australiana anti-dopaje no dan crédito al spot que ha protagonizado Ben Johnson entre risas

Omar Naboulsi

18 Mayo 2017 13:58

El ex-atleta canadiense Ben Johnson se hizo famoso por protagonizar duelos memorables con Carl Lewis, aunque se le recuerda por un escandaloso positivo en esteroides que le hizo perder la medalla de oro en los 100 metros lisos de las Olimpiadas de Seúl 1988, donde batió el récord mundial.

Tres décadas después ha decidido explotar su fama convirtiéndose en la imagen de un anuncio publicitario en Australia acusado de hacer "apología del dopaje".



En este spot de 90 segundos de la casa de apuestas deportivas Sportsbet, donde promociona su nueva app para móvil, aparece Johnson imitando el gesto que realizó nada más cruzar la línea de meta en Seúl.



En un tono contínuo de comedia y mofa, una voz en off apostilla la aparición del velocista con frases como "cuando se trata de mejorar los resultados, Ben sabe de lo que habla. Por eso apoya la nueva aplicación para Android de Sportsbet". Además, en el anuncio aparecen varias referencias a otros deportes en los que ha habido escándalos de doping, como el ciclismo o la natación.

Las reacciones en Australia a este spot no se han hecho esperar. "Está mal en demasiados niveles: glorificando el dopaje, conectándolo con las apuestas y promoviéndolo entre los niños de la forma más ligera", dijo disgustado ante los medios el senador Nick Xenophon.



Tampoco se ha quedado de brazos cruzados la Agencia Australiana Antidopaje (ASADA), que ya ha presentado una denuncia contra la casa de apuestas.

La imagen de Johnson se vuelve a manchar tras reírse de su propio dopaje, aquel con el que para muchos se convirtió en uno de los mayores estafadores de la historia. Al menos en esta ocasió las sanciones no le caerán a él.



share