Sports

Despedido de la Bundesliga por sus vínculos con el islamismo radical

Según los servicios secretos alemanes, el tunecino Ben-Hatira estaría financiando el salafismo

Änis Ben-Hatira ya es otro alemán que engorda las listas del paro. El Darmstadt 98 ha rescindido el contrato del jugador con ascendencia tunecina por su "cercanía" a una organización radical islámica.

Según los servicios secretos de Renania del Norte-Westfalia, el länder donde se encuentra Darmstadt, el futbolista estaría financiando un proyecto en Ghana de la organización Ansaar International e.V., grupo considerado salafista y que habría completado acciones militares en el norte de África y reclutado yihadistas en Alemania.

Para que quede claro, el salafismo es un movimiento político y religioso que reivindica el retorno a los orígenes del islam como base para extender el radicalismo.

"Tras analizar la situación hemos concluido que no puede mantenerse la colaboración entre ambas partes", dijo el presidente del club, Rüdiger Fritsch, en Bild. Además, el presidente asegura que no tomarán medidas legales contra el jugador, ya que su supuesto compromiso con esa organización entra en el "ámbito de lo privado".

En cambio, el jugador de 28 años aún no se ha pronunciado al respecto. Ni confirma ni desmiente su relación la organización islámica. Se ha limitado a agradecer el apoyo de la gente. " Os agradezco de corazón los innumerables mensajes de apoyo", declaró el jugador a través de Facebook, añadiendo que "muy pronto" se pronunciará públicamente sobre lo ocurrido.

" Hay pocas personas que puedan asumir una gran responsabilidad y que puedan mirarse cada día al espejo y reconocerse con orgullo. Gracias a Dios yo puedo hacerlo", escribió Ben-Hatira. Deja entrever que no apoya ningún movimiento violento pero no desmiente el vínculo con la organización. ¿Qué tendrá que decir Ben-Hatira en breve?

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar