Sports

Beef entre Kempes y Maradona por Venezuela y el Mundial'78

El Matador niega que jugase para Videla y rechaza frontalmente a Maradona por apoyar a Maduro

Mario Kempes, El Matador, es una leyenda en Argentina. No a la altura de Diego Maradona, porque eso es imposible, pero no le anda lejos. Con seis goles suyos, la albiceleste salió campeona del mundial que organizó el país en 1978.

Aunque jugaban en posiciones diferentes, y uno era de River y otro de Boca, el recambio generacional acabó materializándose en el hecho de que el "10" de Kempes en los 70 pasó a ser de Maradona en los 80.

Ahora hay un beef político entre los dos.

Primero fue Maradona quien el lunes pasado publicó en su Facebook un mensaje muy explícito a favor del gobierno de Nicolás Maduro, llegándose a ofrecer a este como "soldado para pelear contra el imperialismo" en referencia a la crisis que vive Venezuela en los últimos meses.

Solo unas horas después Kempes, hoy comentarista en ESPN, le contestaba tajante:

Pero la cosa no ha quedado ahí, porque hubo un problema con ese mensaje. Algunos usuarios le recordaron a Kempes que fue "el que se abrazó con Videla" en referencia al momento en que Argentina ganó el Mundial para alegría del palco de autoridades de la dictadura argentina (1976-1983). El propio Videla entregó la Copa del Mundo y saludó eufórico a los jugadores en lo que supone uno de los días más polémicos de la historia política argentina.

A Kempes le acusan, como al resto de sus compañeros, de "ganar ese Mundial para la dictadura".

El exdelantero cordobés contestó. Para ello utilizó una captura de imagen de una entrevista que le realizaron durante aquella copa del mundo en la que el titular era "Mis goles son para Argentina, no para Videla". Lo ha dedicado a todos "los incrédulos que dicen que nosotros jugábamos para los militares".

Ni el apoyo a la izquierda latinoamericana de Maradona ni la polémica sobre el mundial ganado bajo la mirada satisfecha de los militares que secuestraron y "desaparecieron" a 30.000 personas van a detenerse.

Antes del advenimiento de Messi -y después en el tiempo de figuras como Di Stéfano o Sívori-, Kempes y Maradona son los dioses del Olimpo del fútbol moderno, o pre-Messi, de Argentina. Entre ambos suman los dos mayores momentos de gloria -dos Mundiales- de un pueblo para el que el fútbol no es solo un juego. Todo hace indicar que esta batalla política no va a quedar aquí.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar