PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Sports

¿Qué tienen que ver estos pechos con un partido de baloncesto?

H

 

El Bayern de Múnich publica este lamentable cartel... y lo intenta arreglar con los abdominales de un hombre

Omar Naboulsi

06 Marzo 2017 11:04

El Bayern de Múnich y el Unicaja de Málaga se lo juegan todo este miércoles en Alemania. Está en liza meterse en la semifinal de la Eurocup, quien gane el partido pasa. Es el encuentro más importante de lo que va de temporada para ambos, pero el club bávaro ha manchado esta gran eliminatoria con una promoción lamentable: los pechos de una mujer como único protagonista del cartel del partido.

"Nos gustan las grandes copas (o tazas) y nos encantan los grandes partidos", dice su eslogan. En la imagen aparecen los pechos de una mujer vestida con la camiseta del Bayern con el viente al descubierto y sosteniendo una taza de café.





No es una simple casualidad. Uno de los principales patrocinadores de la sección de baloncesto del Bayern es la multinacional Emilo, una cadena de cafeterías. La dictadura del márketing se ha cargado el respeto y la igualdad de género que suele caracterizar al baloncesto. De hecho, pocas campañas sexistas se conocen en el deporte de la canasta.

Como era de esperar, la campaña ha sido duramente criticada. Miles de usuarios en las redes no han dejado pasar la oportunidad de manifestarse y calificar como sexista el cartel.

Hasta el Brose Bamberg, el actual campeón de la Bundesliga alemana, entró al trapo respondiendo al tweet con el que se promocionó el Bayern. "Las únicas copas que nos preocupan", escribieron en su cuenta oficial, acompañando el texto con dos imágenes de los trofeos de Liga y Copa ganados por el club recientemente.





Para intentar calmar el escarnio público, el Bayern ha subido un nuevo cartel. En este caso, un torso masculino bien musculado, con la camiseta del equipo sobre los hombros y el eslogan "Nos gustan las copas/tazas grandes y nos encantan los partidos duros".

Ha sido peor el remedio que la enfermedad.







share