PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Sports

Argentina entre el puteo y el antidepresivo

H

 

Otro gatillazo de Argentina pone a los jugadores con cara de lunes, al aficionado con espuma por la boca y la clasificación para Rusia en riesgo

I.P.

06 Septiembre 2017 15:23

Pechofríos, desastre o incluso un catálogo de insultos -puteo, por allá- tan variado y faltón como este:



Argentina tuvo anoche otro gatillazo más. Empató contra Venezuela, la más débil, la última de la clasificación. En casa, en el Monumental de River. Hubo previa con canciones de rock por megafonía encargadas expresamente por el DT Sampaoli: La Renga, Callejeros o Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota.  

Fibra, greña y riff. Ni así. Ni con la presencia totémica en el palco del estadio de los Bertoni, Ruggeri, Villa, Tapia, Brown, Pumpido o Larrosa.

En el minuto 32 ya se escuchaba el "movete Argentina, dejá de joder" y Venezuela acabó marcando dos veces, una contra cada portero: 1-1. Argentina fue mejor, pero no alcanza, la ansiedad por los resultados y un nivel de exigencia permanente van de la mano con el seguimiento a la albiceleste. Con esa camiseta, si llegas a la final de un mundial pero fallas ocasiones, siempre pesará más lo segundo. Que le pregunten a Higuaín, uno de los señalados ayer junto a Pastore o Icardi.

La cara de lunes con la que se fueron los jugadores al vestuario lo explica bien:



El estado de algunos aficionados tampoco deja mucho espacio a la imaginación sobre el ambiente:



Los dos primeros partidos de Sampaoli han sido dos empates. Argentina, con jugadores como Messi, Icardi, Dybala, Higuaín o Pastore, es la selección que menos goles ha marcado de toda la clasificación de la CONMEBOL -incluída la colista Venezuela- y ahora mismo es quinta y para ir a Rusia 2018 tendría que jugar el playoff directo contra Nueva Zelanda.

Para eso debe ganar en octubre primero a Perú -que ayer adelantó a la albiceleste en la clasificación- y después a Ecuador, ya casi desahuciada.

share