PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Sports

¿Qué hacía la nueva estrella de La Liga con una bandera de la Gran Albania?

H

 

Un futbolista con 6 nacionalidades distintas hace recordar al fútbol español el polvorín de la Guerra de los Balcanes

Omar Naboulsi

14 Julio 2017 13:32

Los aficionados de la Real Sociedad están babeando con el fichaje de Adnan Janujaz, y no es para menos. Con solo 22 años, este futbolista estaba llamado a ser un estrellón cuando debutó con el Manchester United en 2013, pero se ha estancado en sus últimas experiencias en Dortmund y Sunderland.

San Sebastián le ha acogido con los brazos abiertos, a sabiendas del talento que tiene. Había alrededor de 500 aficionados en su presentación oficial, aunque hay un detalle que ha pasado prácticamente desparecido en el acto.

Uno de los acompañantes de Januzaj llevaba una camiseta con la bandera de la Gran Albania, los territorios que los nacionalistas albaneses reclaman como propios -partes de Grecia, República de Macedonia, Montenegro y Kosovo-.

¿Por qué ese símbolo en la presentación si Januzaj nació en Bélgica y defiende esos colores jugando para la selección nacional?

Porque es medio albano. Y medio turco. Bueno, en realidad tuvo 6 selecciones para elegir. Dispone de la nacionalidad albano-kosovar de sus padres, por lo que podría haber jugado para Albania o Kosovo; pero también podría haber jugado con Serbia o Turquía por la ascendencia de sus abuelos. Incluso podía jugar con Inglaterra, ya que estuvo más de cinco años residiendo en suelo inglés, pero eligió jugar para Bélgica porque fue el país que dio cobijo a sus padres hace 25 años.



Su decisión y la camiseta de la presentación tiene su origen en la Guerra de los Balcanes, cuando Januzaj ni siquiera había nacido, tal y como ha recordado Irati Prat en este hilo.

Los albaneses, con gran población musulmana -incluida la familia Januzaj- reclamaban una tierra que había sido ocupada hacía 700 años por serbios católicos y ortodoxos: Kosovo. Esta región era esencial para poner en marcha el plan de la Gran Albania que tenían en mente los nacionalistas.

Lógicamente, la convivencia entre albaneses y serbios se volvió insostenible. Hasta los albaneses se enfrentaron con las otras etnias de kosovo como bosnios, macedonios o gitanos. En una espiral de ira nacionalista con la guerra de por medio, la parte extremista de la Gran Albania llegó a la conclusión de que había que llevar a cabo una limpieza étnica.

El Ejército de Liberación de Kosovo para los albaneses (UÇK) fue el brazo ejecutor, y entre sus filas había miembros del futbolista de la Real Sociedad.



Su padre, Abdelin Januzaj, era el mayor de seis hermanos. Tuvo que sacar adelante a la familia cuando su padre murió de cáncer antes de que empezara la guerra y decidió no participar en el conflicto armado. 

Dos de sus hermanos, Januz y Shemsedin -tíos del jugador- sí que participaron en las actividades del UÇK contra los serbios. Se calcula que la organización mató a más de 1000.



Sin embargo, no todo el mundo ve al grupo como una organización militar, sino como una respuesta a las atrocidades que también sufrieron por parte de los serbios. Uno de esos ataques se produjo en Istok, la localidad donde la familia Janujaz tenía su casa, que se pudo salvar gracias a que vivía en las afueras. En Istok los serbios quemaron 300 casas y secuestraron o mataron a la mayoría de sus habitantes.

Viendo el panorama que tenía por delante, el padre de Januzaj emigró a Bélgica buscando un lugar donde estar a salvo y enviar dinero a su familia. Se afincó en la comunidad albanesa de Bruselas y conoció a Ganimete Sadijak, la madre del futbolista, que también llegó a tierras belgas cuando expulsaron a su familia de la antigua Yugoslavia por ser de ascendencia turca.

Una historia de guerra, diáspora y rivalidad religiosa que acabó con el nacimiento de un futbolista con 6 nacionalidades, musulmán y rubio. Como no va a ser la sensación de San Sebastián.








share