PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Historias

Clásicos renovados: el edificio más antiguo de la Gran Vía rinde tributo a las zapatillas de correr

H

 

El nuevo templo del running está en una joyería de hace un siglo.

23 Octubre 2014 16:51

¿Qué hace una tienda de sneakers en uno de los locales más emblemáticos de Madrid? La mítica joyería Aldao abrió sus puertas en 1920, pocos años después de la inuaguración de la propia Gran Vía y, durante décadas, permaneció inalterable mientras los edificios iban cambiando de dueño y de estructura. En 2013 cerró definitivamente sus puertas y hoy la marca New Balance la recupera para abrir una flagship store entre sus históricos muros.

Podría parecer contradictorio que un edificio clásico se convierta en la nueva sede de una firma urbana. Sin embargo, New Balance lleva más de medio siglo confeccionando zapatillas deportivas. Sus modelos apenas han cambiado desde hace varias décadas y, aunque hoy son una multinacional, operan como un pequeño negocio: su sede sigue en Boston, sus procesos de fabricación se concentran en Estados Unidos e Inglaterra. Para muchos puede resultar sorprendente, pero la indumentaria deportiva comparte los valores de herencia, legado y tradición con el mundo del lujo. Es más: el deporte es el nuevo lujo. No sólo por ser el protagonista de las tendencias de moda actuales, también por saber condensar en sus modelos clasiscismo y modernidad, artesanía e innovación.

No cabe duda de que los tiempos están cambiando. Si Chanel necesita alojarse en la parisina Place Vendome y Ralph Lauren ocupar un espacio en la avenida Madison, New Balance quiere dejar su huella en la Gran Vía madrileña por ser la arteria más importante de la capital, por concentrar lo mejor del pasado y del presente. En ella se entrecruzan, a todas horas y en cualquier situación, viandantes de todos los gustos, estilos y procedencias. Y en Madrid no hay nada tan clásico y al mismo tiempo tan nuevo como la Gran Vía.

El deporte comparte además otro rasgo con el lujo: tanto uno como el otro son estilos de vida. Asimismo, hace tiempo que las sneakers y las prendas deportivas no se restringen al entrenamiento o el juego. Hoy son declaraciones de intenciones, indicios de que la moda urbana cuenta tanto y crea tantas tendencias como la que se contempla en las pasarelas.

Por eso New Balance ha ideado su desembarco en Gran vía como una concept store, no como una tienda al uso. Los valores del deporte saltan más allá de sus productos e inundan el espacio. En concreto los del running, un deporte que ha marcado los diseños de la firma desde sus comienzos y que en la actualidad cuenta con millones de seguidores.

Así, los modelos más novedosos y los más emblemáticos de la marca tendrán su puesto de honor, pero también habrá zonas para consumir productos saludables (la cafetería Runners lounge) e incluso un área dedicada a los corredores amateurs y profesionales (las instalaciones de fitness y los vestuarios del llamado runners club)

Sigue siendo imposible salir a correr por la Gran Vía, pero la avenida más famosa de Madrid ya cuenta con una parada obligatoria para todos los runners. Un clásico que mira al futuro. Un lujo saludable.

share