Sneaker Freaker

Historias

COME OUT IN FORCE - SNEAKERBALL MADRID

Mucho ha cambiado todo desde 1972, año en que Nike trajo al mundo las Nike Blazer, su primera creación inspirada y orientada a las pistas de baloncesto. Entre otras cosas, que las Blazer ya no se ven en las canchas y sí en la calle, las oficinas o las discotecas, que Nike ya no es esa pequeña compañía que empezaba a fabricar zapatillas para corredores universitarios y, por supuesto, que el baloncesto y su influencia en la sociedad de consumo ha alcanzado dimensiones por entonces inimaginables. Cuatro décadas de movimiento, evolución y crecimiento, en un arco temporal que abarca desde las mejoras técnicas en el diseño del calzado a la proyección pop de las estrellas NBA en los 80 y los 90, pasando por el cambio de rol de las zapatillas deportivas en el día a día estético del público, a las que Nike quiso rendir su particular tributo con la celebración del evento “Come Out In Force – Sneakerball” el pasado 12 de septiembre en el Palacio de Cibeles de Madrid. El contexto, la celebración del Mundial de Baloncesto en la capital, parecía una excusa inmejorable.   

I love this game

En SNEAKER FREAKER SPAIN no podíamos, ni queríamos, perdernos un acontecimiento de estas características: con nuestros mejores ropajes, y por supuesto, con nuestras mejores zapas relucientes en los pies, aquellas que solo sacamos de la caja cuando la ocasión lo requiere, acudimos raudos y veloces a la llamada de Nike, que esa noche reunió a más de 2300 personas en un emplazamiento impecablemente maqueado para la ocasión. Una enorme pista de baloncesto centralizaba la puesta en escena, pero no era un mero decorado para darle lustre al lugar. Pudimos disfrutar de baloncesto en formato 3x3 gracias a un ágil y potente torneo en el que se combinó la presencia de jugadores de alto nivel con la presencia de VIPS o celebrities: atención especial a la buena mano de Marco Materazzi, el ya retirado futbolista italiano, que desde esa noche para nosotros ha dejado de ser el defensa central agredido por Zidane en el Mundial de Alemania de 2006 para convertirse en uno de nuestros sneakerheads favoritos. El compromiso y la estrecha relación de Nike con el deporte de la canasta está más que probada y demostrada, pero organizar una velada de estas características, en la que resulta muy fácil dejarse llevar por el componente más lúdico de los eventos sociales, y darle una buena parte del protagonismo al balón, concretamente al baloncesto de calle, merece nuestro más sincero aplauso.

Superman se viste de Clark Kent

Claro que si la otra buena parte del protagonismo recae en la figura de Clark Kent, estrella musical de la noche, entonces ya toca ponerse aún más serio. Los aficionados a las zapatillas y, en general, el universo sneaker tiene muy claro quién es este DJ y productor neoyorquino, básicamente porque casi todos saben que se trata de uno de los mayores –por cantidad– y mejores –por calidad– coleccionistas de zapatillas del mundo. Pero los que no habían investigado más allá de su inacabable armario o de sus colaboraciones con Nike –ahí queda su serie “112”, que incluye una Air Max 1, una Air Force One, una Hyperdunk, una Air Trainer 1, una Lebron 9 o una Dunk SB, entre otras– quizás desconocían su larga y reconocida trayectoria como DJ o productor de raperos como Jay-Z, Rakim, Slick Rick o Notorious BIG, un recorrido que sin lugar a dudas quedó reflejado en sus habilidades como DJ para llevar en volandas una fiesta como la del “Sneakerball” en Madrid, donde la gente pudo bailar y disfrutar de su repertorio de hits con la sensación de que estaba en el club más in de Nueva York.

El paraíso zapatillero

Y no hay dos sin tres. ¿Qué le faltaba a esta ecuación para convertir Sneaker Ball en uno de los eventos del año? Zapatillas. Porque hubo baloncesto. Y baloncesto del bueno, además. Porque hubo música. Y música de la buena, además. Y porque hubo zapatillas. En primer lugar las que llevaba el público, especialmente motivado para estrenar, recuperar o desenterrar joyas y provocar esas miradas de recelo del vecino. No todos los días tiene lugar en nuestro país un evento dedicado en exclusiva a las zapatillas deportivas, de ahí el doble componente de excitación para la comunidad sneaker local, acostumbrada a ir en desventaja con otros países europeos. Y en segundo término, las que se podían ver, no sin dejar escapar algunos babeos de admiración y envidia, en el espacio “Basketball’s Baddest”, una aturdidora exposición de las mejores y más relevantes Nikes de baloncesto de todos los tiempos comisariada por el lúcido y enciclopédico periodista inglés Gary Warnett. A lo largo de esta semana os hablaremos de ella más a fondo y con mucho más detalle, pero no está de más dejar constancia aquí y ahora de un hecho: el material escogido y seleccionado para ilustrarla era absolutamente memorable. 86 piezas de museo para deleite de coleccionistas de zapatillas, amantes del baloncesto o nostálgicos empedernidos.       

¡Para ver más imágenes visita nuestra galeria en Facebook!

Fotografía Sneaker Freaker Spain

¿Te ha gustado este contenido?...