PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

6 años de cárcel para la madre que degolló a su bebé al grito de “Satán ven a por mí”

H

 

La mujer tenía episodios psicóticos derivados de una depresión postparto

PlayGround

07 Diciembre 2017 17:15

una madre trastornada, un bebé y una capilla manchada de horror y sangre. Esos son los ingredientes de una historia macabra que hace ahora dos años conmocionó a media España.

Sucedió el 12 de agosto de 2015 en La Villa de Don Fadrique, en Toledo. La mujer, de 36 años, se levantó con la cabeza tomada por una idea siniestra. Puso rumbo a la casa de su madre, donde estaban sus dos hijas. Quiso llevarse a ambas, pero la abuela de las niñas, guiada por el instinto, se agarró a la mayor de ambas, de tres años.

LEER MÁS: Por qué la depresión posparto es diferente a todas las demás

La mujer salió con su bebé de tres meses, luego la mujer condujo hasta el cementerio, a poco más de un kilómetro del pueblo, y allí, en la capilla, degolló a la criatura mientras gritaba "Satán ven a por mí". Un empleado municipal que trabajaba en aquel momento en el recinto vio la escena y avisó a la Guardia Civil.

La mujer se refugió luego en la iglesia. Los gritos de "Tengo el demonio dentro" alertaron al párrOco, que estaba de rezo. La agresora, según los testigos, estaba completamente fuera de sí.

LEER MÁS: Dos fotografías virales que explican perfectamente la depresión post-parto de una madre

La infanticida llevaba semanas sufriendo episodios psicóticos de mística religiosa tras una severa depresión postparto. Aunque son poco frecuentes, en los casos más extremos la depresión puerperal puede llevar a la pérdida del sentido de la realidad, a alucinaciones y a alteraciones graves del contenido del pensamiento y del comportamiento.

No es el primero caso similar en España. Hace dos meses una mujer fue absuelta por intentar asesinar a su bebé de tres meses en Getafe (Madrid). La madre, que fue diagnosticada de depresión postparto, intentó asfixiar a la criatura obligándola a tragar una goma y un pendiente. Afortunadamente, la bebé no llegó a ingerirlo, pero tuvo que ser ingresada.

Hoy, la Audiencia de Toledo ha condenado a la infanticida a 6 años de cárcel. La mujer ha mostrado su conformidad a la sentencia. Según fuentes cercanas al caso, la madre ha permanecido desde entonces en tratamiento y ha conseguido dejar atrás sus episodios de psicosis.

LEER MÁS: La depresión posparto, ¿un problema masculino?

share