Noticias

Viste estos vídeos virales sin saber que formabas parte de un experimento

Han conseguido 205 millones de reproducciones, pero ninguna de las historias era real

oi oi

Puede que recuerdes aquel vídeo de hace un par de años en el que un tío saltaba al mar desde unas rocas con una GoPro y caía al agua justo al lado de un tiburón blanco.

O ese otro de hace unos meses en el que se ve a una chica haciendo snowboard tranquilamene sin darse cuenta de que un oso pardo la está persiguiendo.

Bien, pues como ya habrás deducido por el titular, ambos son falsos. Junto con otros 6 vídeos más, son la obra de Woolsheld, una pequeña productora independiente de Melbourne.

Durante dos años, han estado desarrollando este proyecto al que han llamado "The Viral Experiment" con el que pretendían encontrar los factores clave que hacen que un vídeo se convierta en viral.

En total han conseguido 205 millones de reproducciones.

En total han conseguido 205 millones de reproducciones y aparecer en informativos de todo el mundo, incluyendo los de la NBC, Fox, CBS, CNN, ACB y Sky News.

El director de la compañía, Dave Christison, dijo que quería crear estos vídeos falsos como "un experimiento de forma orgánica para ver si podían hacer algo de ruido en el mundillo de lo viral". De hecho, la idea convenció incluso a incluso a Screen Australia, el departamento del gobierno australiano que se encarga de ofrecer financiación a los proyectos audiovisuales. Gracias a su subvención, Christon y su equipo pudieron llevar a cabo su investigación.

"Screen Australia sabía que estábamos explorando lo que es real y lo que es falso y cómo el mundo reaccionaba ante ello" explicó Christison a The Guardian. "Les presentamos el concepto , les dijimos que lo que realmente queríamos era saber cuáles son las mejores maneras para llegar a grandes audiencias con pequeñas historias. Era algo totalmente diferente a lo que normalmente financian".

Éramos conscientes de que algunas personas no se darían cuenta de que los vídeos eran ficción.

El director de Screen Australia, Mike Cowap explicó a The Guardian que "Éramos conscientes de que algunas personas no se darían cuenta de que los vídeos eran ficción, así que desde el principio aclaramos que ninguno de los contenidos podía generar una potencial "Guerra de los Mundos", alarmar a la población o provocar reacciones".

Hay que aclarar que la Woolsheld es una productora que se dedica a la publicidad, este experimento tan radical era una forma de aprender más sobre cómo crear mensajes eficientes y cómo promocionar mejor sus campañas.

Primero "engañaron" a la audiencia, ahora quieren hacer negocio con ello.

Y la jugada les ha salido genial. Primero "engañaron" a la audiencia, ahora quieren hacer negocio con ello. Tal y como explicó Christison al Huffington Post Australia, con los conocimientos adquiridos en estos últimos dos años ya están listos para atraer a nuevos clientes. De hecho, en su su web ya ofrecen servicios para mejorar la presencia online mediante marketing viral.

Estos son el resto de vídeos del "The Viral Project".

El loco que se mete en un tornado para hacerse un selfie:

        

El león vengándose de unos cazadores que han matado a su amigo:

La chica que está a punto de ser alcanzada por un rayo:

La GoPro que cae de un drone al Burning Man:

El Stormtrooper que se mete el piñazo del siglo:

Y la batalla de paloselfies entre un japonés y un americano.

En definitiva: una vez más queda demostrado que deberíamos pensar dos veces antes de darle al share.

Tags: , , ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar