Noticias

De vender té en las calles de Paquistán a estrella de internet por esta foto

Hasta hace unos días Arshar Khan, de 18 años, era solo una cara más del abarrotado Bazar Itwar. Solo hizo falta una foto en Instagram para que conquistara al mundo

Hasta hace unos días Arshar Khan, de 18 años, era solo una cara más del abarrotado Bazar Itwar de Islamabad, capital de Pakistán, donde regenta un puestecito de té.

Ahora, unas fotografías que le sacaron casualmente mientras trabajaba, lo han convertido en una nueva estrella de las redes sociales.

El 15 de octubre, la fotógrafa Jiah Ali compartió unas instantáneas de Khan que había tomado un par de meses antes. Para el día 17 las fotos ya habían reventado en Instagram, Twitter y Facebook, y el hashtag #ChaiWala (vendedor de té) era trending topic en Pakistán.

Y no pasó demasiado tiempo hasta que Khan traspasó fronteras y se convirtió en tendencia en la India.

Y en Londres.

Khan es uno de 18 hermanos y nativo de Mardan, en la provincia paquistaní de Khyber Pakhtunkhwa. Según parece, está digiriendo la situación bastante bien. "Han venido a verme unas 40 o 50 chicas desde esta mañana" explicó ayer a Samaa TV.

Cuando le preguntaron si estaría dispuesto a actuar en películas, Khan respondió son pestañear "Por supuesto".

En Twitter un usuario se preguntaba si alguna compañía de té estaría interesada en contratar a Khan para una campaña.

Y la respuesta parece ser sí. Khan ya firmado un contrato con Fitin, una compañía con base en Islamabad.

Si alguien todavía tenía dudas sobre el potencial de las redes sociales para cambiar la vida de la gente, esto debería despejarlas.

Álgunos se han preguntado si Khan ha sido objetificado de una forma injusta.

Otros han criticado la actitud clasista con la que muchos se han referido a Khan. "Con lo que sí tengo un problema es con que muchos se sientan sorprendidos de que sea un chaiwala. De que sea un hombre que obviamente viene de una clase social baja y al mismo tiempo sea tan guapo" escribía el columnista Farahnaz Zahidi en el The Express Tribune. "Como con todas las cosas buenas de la vida, la gente pudiente de Pakistán en algún punto empezó a creer que incluso la belleza y otros atributos que nos regala Dios dependen del dinero".

Aunque puede que Zahidi tenga razón, parece que Khan no está quejándose de nada de esto. Al menos de momento.

[Vía Quartz]

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar