Noticias

El gran beneficio de la tristeza, explicado por Mozart y Beethoven

Tras mucho tiempo relacionando intuitivamente tristeza con creatividad, ahora el vínculo ha quedado científicamente probado

Tradicionalmente se ha creído que tristeza, melancolía y depresión van de la mano de creatividad. Grandes nombres a lo largo de la historia así parecía confirmarlo: Vincent van Gogh, Virginia Woolf, Ernest Hemingway, Sylvia Plath... Ahora un nuevo estudio realizado por un economista de la Universidad del Sur de Dinamarca ha dado con lo que parece ese primer vínculo.

Karol Jan Borowiecki analizó el estado emocional a lo largo de sus vidas de tres de los compositores occidentales más influyentes. Para ello, se sirvió de u n software de análisis lingüístico que analizó 1.400 cartas escritas por Mozart, Beethoven y Franz Liszt en busca de emociones negativas y positivas tales como el amor, la alegría, el duelo...

Después comparó los datos con las obras que realizaron en determinados periodos temporales, poniendo especial atención sobre aquellas que resultaron más influyentes.

El resultado parece confirmar, finalmente, el popular vínculo: los periodos de tristeza favorecen la excelencia artística.

Los tres compositores que Borowiecki estudió vivieron prácticamente en el mismo periodo, en la misma zona de Europa y todos vivieron rachas muy turbulentas.

Mozart, habiendo dejado atrás su etapa de niño prodigio, cayó en una depresión cuando se le prohibió casarse con la mujer a la que amaba y su madre murió de forma repentina. Beethoven, pobre como una rata, descubrió que se estaba quedando sordo a los 30 años. Mientras que Liszt se convirtió en el único sustento económico de su familia a una edad muy temprana, nunca pudo casarse con la mujer que amaba y vio a todos sus hijos morir antes que él.

Además, según el análisis de Borowiecki, las emociones no solo están relacionadas con la creatividad sino que tienen un efecto directo sobre la misma. Realizando procedimientos econométricos, ha sido capaz de calcular que un aumento del 9,3% de los pensamientos negativos llevan a aumentar en un 6.3% el número de obras que producen al año siguiente. Del mismo modo, para componer una de las importante, el artista tiene que ver sus emociones negativas aumentar un 37%.

Aunque, no solo le ha puesto números a esta vieja asociación, el estudio también ha determinado que estos compositores escribieron más cartas durante momentos en los que estuvieron dominados por las emociones negativas. Así como que una situación estable permanente, casarse o vivir en pareja está asociado con una productividad y una creatividad más baja.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar