Noticias

La oscura realidad detrás del vídeo viral de unos tigres chinos cazando un dron

A la gente le hizo gracia ver a unos tigres "tan gorditos" cazando un dron, pero la realidad es mucho más triste

oi oi

Si como la mayoría de nosotros, tiendes a invertir la mayoría de tu tiempo libre en scrollear sin mesura por la red, es más que probable que ya hayas visto el vídeo viral de una manada de tigres siberianos cazando un dron. Anyway, si te lo habías perdido, aquí lo tienes.

Parece que la forma de proceder de la mayoría fue la siguiente “Ay, qué tigres más graciosos, qué rechonchos, y cómo pillan al dron, ¡que salaos! A TOPE CON EL SHARE”. Bueno, pues resulta que, sin saberlo, estaban dando difusión a una realidad mucho más oscura de lo que a nadie se le podría pasar por la cabeza.

La primera pista de que algo falla en estas imágenes salta a la vista. Los tigres del vídeo están gordos, muy gordos. Como cualquier animal que vive en un clima tan frío, los tigres siberianos tienen que tener cierta cantidad de grasa para protegerse del frío, pero compara un segundo esta foto de un tigre siberiano salvaje con los que vemos en el vídeo. Nada que ver.

La segunda, es que las imágenes fueron tomadas en China, donde apenas quedan tigres siberianos en estado natural. No sé, como que sumando las dos cosas, hay algo aquí que no cuadra...

¿Cómo carajo se lo han montado estos tigres para ponerse tan rubenescos viviendo en plena naturaleza? Porque, seamos claros, ponerse gordo cuando tu comida corre y tienes que perseguirla, es bastante complicado. Y, a parte, ¿dónde se estaban escondiendo tantos tigres juntos mientras todo el mundo los estaba dando casi por extintos en China?

John R. Platt, un periodista especializado en ciencia, resolvió el misterio ayer en Twitter, y la verdad te va a remover las tripas: El vídeo fue tomado en una granja ilegal de tigres, donde los crían para después matarlos y hacer productos con ellos.

"Recordatorio: en China hay un estimado de 7 tigres en libertad. Hay bastantes más en el vídeo = obviamente es una granja de tigres. Serán convertidos en huesos y vino".

El lugar se llama Harbin Siberian Tiger Park, un lugar en el que los turistas pueden pasearse entre animales que, en otro contexto les arrancarían la cara, y que además se especializa en el contrabando de carne, huesos y pieles de tigre. Ah, la especialidad de la casa, una “delicia” llamada “vino de hueso”.

Desde 1993 en china está prohibido el tráfico de productos de hueso de tigre, tanto salvaje, como doméstico. Pero eso es algo que, como pudieron comprobar los reporteros de McClatchy en una visita a Harbin Siberian Tiger Park, nada de eso se cumple, “encontramos a los animales en unas condiciones deplorables  y vendían huesos de tigre abiertamente a pesar de la prohibición”, escribieron.

Aproximadamente hay 200 granjas de tigres activas en China. Se calcula que existen un máximo de 20 ejemplares en libertad. En 2015, Harbin Siberian Tiger Park dijo tener al menos 800.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar