Trash

No esperes a ser MILF para ejercitar tu vagina

Según los médicos, el ‘aerobic del coño’ no sólo es bueno para la salud, sino que intensifica los orgasmos

Si eres MILF, que no tendrías por qué no serlo, y has entrado alguna vez en la farmacia del barrio a comprar tiritas, habrás notado que está en plena pujanza lo que aquí vamos a describir como ‘ejercicios vaginales’, que vendría a ser lo que, en un lenguaje muy a lo Cela, llamaríamos ‘ el aeróbic del coño’. El objetivo es primordial: reforzar el suelo pélvico, zona que suele quedar un tanto desatendida después de los partos, usando unas piezas de plástico llamadas Kegels, como bolas chinas de un tamaño algo mayor. Dicen algunos nuevos gurús de la salud femenina que toda mujer debería, a cierta edad (e incluso antes, por aquello de prevenir), hacer de vez en cuando sus ejercicios en lo que respecta al sexo, una especie de gimnasia vaginal que, además de ayudar a recomponer la figura, tiene una serie de ventajas.

Hemos ido a consultar con nuestro médico de cabecera, el Doctor Grijando, para preguntarle sobre estas cuestiones. ¿Por qué sería beneficioso hacer ejercicios con el potorro? Y, en particular, como variante de esto último, ¿por qué levantar pesas con la pelvis, utilizando los labios mayores como cuerda de tender la ropa, no sólo no debería considerarse como una brutalidad propia de dóminas masoquistas, sino un ejercicio saludable? He aquí las razones.

Levantar cosas con el coño, para entendernos, y tal como muestra la nueva gurú sexual Kim Anami (era broma lo de que se llamara Grijando), tiene efectos beneficiosos. Este vídeo así lo dice:

En resumen: los ejercicios vaginales intensifican los orgasmos propios, pero también los de la pareja (masculina), por el motivo de que refuerzan la elasticidad de las paredes vaginales y la capacidad de comprimir el pene para estimularlo con más violencia. Lo que conduce a nuevos hábitos sexuales para conseguir prolongar el coito y no acabar a los dos minutos. Además, los ejercicios intensifican la libido y, si una mujer se lo toma muy en serio, incluso puede conseguir una fuerza bruta en la parte baja capaz de permitirle competir en certámenes internacionales de levantamiento de peso con la vagina. Así que no esperes a ser MILF y empieza ya mismo a conseguir que tus labios tengan la fuerza de los brazos de Schwarzenegger circa “Commando”.

Si dudas sobre la necesidad de ejercitar esas partes, igual el test propuesto por Kim Anami te saca de dudas.

25 signs that you are sexually disconnected and have a weak vagina

Scoring. If you checked off:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar