Trash

Cuerpos sin órganos: el arte convertido en tu peor pesadilla

El escultor Francesco Albano crea figuras desasosegantes en una serie que interpreta los cuerpos como amasijos de pieles y hueso

El artista italiano Francesco Albano lleva una década dedicado a reflexionar sobre los efectos que la violencia física y la presión social tienen sobre los cuerpos singulares y la conciencia colectiva. El artista ve en la piel humana un límite para nuestra experiencia y un rasgo de identidad. Por esa las pieles son un elemento central en su obra. Figuras que aluden a cuerpos tanto humanos como animales, pero que a menudo son poco más que pieles que cuelgan inanimadas o se derraman sobre piezas de mobiliario.

Las obras, lejos de ser de piel de verdad, están hechas con cera, poliéster y látex. Podemos reconocer dentaduras, extremidades e incluso sexos lacios y arrugados. Un espectáculo tétrico y grotesco que convierte el cuerpo en un contenedor de piel vacío que se deforma al haber sido privado del relleno de la carne.

Decían Deleuze y Guattari que el organismo es “un fenómeno de acumulación, de coagulación, de sedimentación que le impone formas, funciones, uniones, organizaciones dominantes y jerarquizadas, trascendencias organizadas para extraer de él un trabajo útil. Los estratos son ataduras, pinzas”. De ahí que propugnaran el concepto del Cuerpo sin Órganos, "que sólo puede ser ocupado, poblado por intensidades. Sólo las intensidades pasan y circulan. El Cuerpo sin Órgano no es una escena, un lugar, ni tampoco un soporte en el que pase algo. Nada tiene que ver con un fantasma, nada hay que interpretar".

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar