Noticias

Es mujer, estrella del porno y no quiere que impongan el condón en los rodajes

La actriz Tasha Reign dice que una ley que la obliga a usar preservativo en los rodajes atenta contra sus derechos

oi oi

¿Has oído hablar de la Proposición 60?

Si la respuesta es no, tranqui. La mayoría de los estudiantes con los que la pornstar Tasha Reign se encontró el pasado lunes en la Universidad de California, dónde hacía campaña contra la medida, tampoco. 

Abreviando: la Proposición 60 es una propuesta de ley que pretende implantar el uso obligatorio del preservativo en todos los rodajes pornográficos realizados en el estado de California.

Aunque a priori pueda parecer una medida que, precisamente, busca beneficiar a los actores de la industria, lo cierto es que la mayor parte de ellos se muestran totalmente en contra.

Tanto es así, que la actriz de 27 años Tasha Reign, montó un stand en el campus para repartir panfletos y explicar a los alumnos por qué deberían votar no a la proposición.

En esta entrevista para The Guardian, Reign, feminista declarada, deja claro que para ella la Proposición 60 es un asalto contra los derechos humanos, la libertad artística y la constitución en sí misma.

Odio la idea de que algún hombre vaya a decirme lo que puedo y no puedo hacer.

Hay que tener presentes las dificultades logísticas que implicaría usar condón en todas las escenas. A saber: En una escena de grupo, ¿cómo te aseguras de que un mismo condón no entre en más de una mujer? ¿Paras de rodar mientras los actores se cambian la goma? Como explicó Reign, esto no es sexo normal, en el que un polvo son 20 minutillos de estar a gusto y c'est fini.

"Es extremadamento complicado para alguien conseguir mantener una erección durante 45 minutos y después correrse con un condón puesto" dijo. "El principal problema para mi es que esto abre una puerta al derecho de que alguien mande sobre mi cuerpo. Odio la idea de que algún hombre vaya a decirme lo que puedo y no puedo hacer".

"Esto nos quita el derecho que tenemos para decidir si usar o no preservativos" les explicó Reign a unos estudiantes.

"Esta medida incentiva a que las personas demanden a estrellas porno, dándoles así acceso a sus nombres reaies, las direcciones de sus casas y quitándoos dinero de vuestros impuestos para regular una industria que se regula perfectamente por sí misma".

"Es una cuestión de derechos de la mujer, y de libertad de expresión. Y, sobre todo, es algo que la mayoría de actores no queremos. Queremos que vosotros, chicos, votéis que no, decídselo a vuestros amigos".

El Partido Republicano, el Demócrata y el Libertario han comunicado oficialmente su oposición a la medida.

Michael Weinstein, presidente de la Fundación de Lucha Contra el Sida es el mayor defensor de esta propuesta. El Partido Republicano, el Demócrata y el Libertario han comunicado oficialmente su oposición a la medida, lo mismo que Proyecto Sida LA, Igualdad California, el Centro de Leyes Transgénero y la Fundación del Sida de San Francisco.

Reign, que es graduada en estudios sobre la mujer por la UCLA, dice que no se metió en la industria para adultos para que le pase por encima un tío como Weinster "que nunca ha sido un trabajador sexual" y no respeta las elecciones que ella y sus compañeros hacen.

No cree que una persona así "debería llegar y decirme, en mi propio rodaje que estoy produciendo en mi propia casa que tengo que usar un condón".

"Quiero ser capaz de decir: soy una trabajadora sexual, tengo elección a la hora de escoger como protejo mis genitales. Esto es un tema muy importante para mí".

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar