Noticias

El secreto tras la asombrosa rapidez con la que Zara llega a las tendencias

La mayoría de marcas tardan meses en diseñar y poner a la venta sus prendas. Zara llega a hacerlo en pocas semanas. ¿Cuál es su secreto?

oi oi

Estamos en la "era bloguera", en la que las tendencias nacen y mueren más rápido que nunca. El tiempo apremia, y si quieres marcar la pauta, tienes que ser el más rápido. Y en eso de ser los primeros en tener las últimas tendencias colgando de sus perchas, Zara no tiene competencia.

En una industria en la que la previsión es la norma y dos diseñadores suelen pensar con varias temporadas de antelación, Zara se salta las reglas de la vieja escuela a la torera y consigue abreviar todo el proceso a unos timings que son difíciles de creer. Por ejemplo, recientemente, hicieron que un abrigo fuese diseñado, producirlo y distribuido a las tiendas en apenas 25 días.

Según el Wall Street Journal, la clave del éxito del faro de Inditex está en las tiendas, y no en los despachos del departamento de marketing, siendo los encargados de las tiendas las piezas claves del proceso. Al estar en contacto constante con los clientes, escuchan lo que los compradores quieren y piden en cada momento, en lugar de tratar de predecir cuáles serán las tendencia a x meses vista.

Tal y como dijo Pablo Isla, presidente del Grupo Inditex, al WSJ:

"Desde el principio la idea ha sido entender qué quiere el cliente en primer lugar para luego poder lanzarlo rápido gracias a un sistema integrado de manufactura y logística que nos lo permita".

Este modelo pone menos hincapié en la mercadotecnia y los informes de ventas y deja las decisiones de diseño en las investigaciones de observación. Saben que los encargados de las tiendas tienen un contacto más real con la pasarela de la calle que quienes trabajan entre las cuatro paredes de una oficina.

En el caso analizado por el WSJ, se estudió la producción concreta de un abrigo. Encargados de tienda, diseñadores y equipos comerciales trabajaron codo con codo en una misma oficina para desarrollar el concepto. Pronto tenían un primer prototipo, una prenda que respondía perfectamente a la tendencia. En cinco días ya habían sacado el diseño definitivo. Después, los fabricantes de la ciudad hicieron 8.000 abrigos en 13 días, y poco después ya se podían comprar en la tienda que la marca tiene en la Quinta Avenida por 189$, donde se enfatizaba que solo había un número limitado de prendas.

Zara manufactura el 60% de su ropa cerca de sus sedes, lo que le permite agilizar el desarrollo de los productos minimizando las distancias entre diseñadores y fábricas.

La moda siempre se ha inspirado en las tendencias, pero gracias a Instagram, YouTube y los influencers que los pueblan, las prendas pueden viralizarse y convertirse en el objeto más deseado del momento de un día para otro, y el sistema productivo y de distribución de la vieja escuela no puede seguir el ritmo que Zara ya está marcando.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar