Seagrams Gin

10 de las mejores películas que se han hecho nunca sobre Nueva York

De "Manhattan" a "Taxi Driver", estas son algunas de las películas más icónicas sobre la vida y la noche en la Gran Manzana

New York, New York. La Gran Manzana, la ciudad de los rascacielos, la capital del Mundo. Son tantos los apelativos para la ciudad que más conocemos del planeta que nunca acabaríamos de citarlos todos.

Aunque no hayamos ido, todos hemos subido alguna vez al Empire State Building y hemos rendido culto a la Estatua de la Libertad. Todos hemos paseado por sus calles, nos hemos tumbado en sus parques y hemos bebido en sus bares. Porque, sin importar de donde seamos, todos somos un poco neoyorquinos.

Lo somos gracias al cine. A fotogramas míticos y a miradas indiscretas que nos ha hecho gritar, reír y llorar, y que nos enseñado a entender esa sensibilidad tan especial que emana de los Five Boroughs. Llámalo New York State on Mind.

Algunas obvias por clásicas, otras menos identificativas, son muchas las películas que nos han enseñado algún rincón encantador de la ciudad o han retratado alguna de sus subculturas. Estas son algunas de las mejores.

Taxi Driver (Martin Scorsese, 1976)

https://45.media.tumblr.com/842ce6c7d9219519927ab6278c5cf32f/tumblr_o28kvbx96h1qej1i6o1_500.gif

Todos nos hemos asombrado alguna vez viendo a Robert de Niro como un veterano de guerra reconvertido a taxista. Dirigida por el mejor Martin Scorsese de finales de los 70, Taxi Driver muestra la turbia vida nocturna de la ciudad que nunca duerme.

La calle 42 (Lloyd Bacon, 1933)

http://150597036.r.cdn77.net/wp-content/uploads/2015/05/42nd-street-chorus-line-rehearsal.jpg

Corrían los años 30 cuando la música y el cine se fusionaron para demostrar que la Gran Depresión era un tema del que debía hablarse. La calle 42 de Nueva York nunca volvió a ser la misma después de que Warner Baxter pusiera sus pies sobre ella.

American Psycho (Mary Harron, 2000)

Escuchar el nombre de Patrick Bateman todavía produce escalofríos en quienes han puesto sus ojos sobre el Christian Bale más maníaco de principios del siglo XXI. El yuppie neoyorquino queda representado de la mejor forma, convirtiéndole en un asesino en serie del más alto nivel.

Downtown 81 (Edo Bertoglio, 1981)

Nueva York ha pasado por tantas fases como años lleva en pie. Para muchos, los 80 en el bajo Manhattan son sinónimo de suciedad, drogas, infravivienda y crimen. Para otros, uno de los momentos más fructíferos en lo cultural que ha vivido la ciudad. Así ocurrió durante los años en los que la subcultura post-punk, la No Wave y el post-disco tenía sus raíces en Manhattan, cuando el genial Jean-Michel Basquiat demostró al mundo que estaba por encima de cualquier rol establecido.

Desayuno con Diamantes (Blake Edwards, 1961)

Las musas de Hollywood no serían nada sin la Gran Manzana. Así ocurrió con Audrey Hepburn, que derrochó elegancia y estilo en la magnífica adaptación de la novela de Truman Capote que reflejaba a la perfección la extravagancia de la capital.

Annie Hall (Woodly Allen, 1977)

El amor es mucho más especial cuando ocurre en Nueva York. Allí la ridiculez no existe y lo absurdo confluye con lo sobrio con una normalidad pasmosa. Un joven Woody Allen es el mejor ejemplo del neoyorquino medio, y Annie Hall es su mejor retrato.

El gran Gatsby (Baz Luhrmann, 2013)

Hasta en cinco ocasiones se ha adaptado esta novela al cine, incluyendo una versión perdida de 1926. Con una última interpretación sublime en 2013 con DiCaprio a la cabeza, se volvió a demostrar que el sueño americano es tan real como la ciudad que lo alberga.

Blank City (Celine Danhier, 2010)

El punk y la No Wave convirtieron a Nueva York en la capital del cine independiente y de la experimentación audiovisual. Gracias a este magnífico documental de 2010, vuelve a demostrarse que la ciudad es un escaparate de energía y vanguardia cultural inigualable.

Noches de neón (James Bridges, 1988)

La Nueva York nocturna nunca había estado tan bien retratada como en la ochentera Noches de neón, donde el protagonista de Regreso al Futuro recorrió los lugares más turbios de la ciudad con el nihilismo por bandera.

Manhattan (Woody Allen, 1979)

Pero si por algo conocemos al barrio más famoso del planeta es por el magnífico perfil que le dedicó Woody Allen antes de que los años 80 embriagaran de descontrol a Nueva York. Un ir y venir de culturas y personalidades cuya fuerza radica en el lugar que les rodea.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

cerrar
cerrar