San Miguel

Cuando la comida se convierte en arte visual, pasan cosas como esta

Alguien debería inventar un museo para tanto color

Cuando se sueltan a hablar con esa gracia tan suya, no hay quien los entienda. Los malagueños son de una pasta especial, así que mejor no llegues a su tierra agilao (o sea, despistado), no vaya a ser que te tomen por un saborío (antipático), o aún peor, por un perfecto chapao (el aguafiestas de turno).

A Málaga hay que llegar con ganas de mirrili (parloteo) y mandanga (guasa), y si la jerga se te atraganta, tranquilo: comiendo y bebiendo se entiende la gente.

¿Qué no sabes dónde ir? Te daremos una pista: Feria de la tapa. Arte gastronómico que casi merece estar sobre un pedestal de piedra en el museo local. Es verlo emplatao, y quedar maharon.

La Feria de la tapa de Málaga es una auténtica explosión visual. Después de ver este vídeo, tu boca va sentir envidia de tus ojos.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Facebook Like
Facebook Like

cerrar
cerrar