Recomendaciones

¿Por qué suenas tan rematadamente gay al hablar?

Lo que la voz dice de nosotros, y lo que no, en el documental 'Do I Sound Gay?'

Marica mala, loca, reinona...

Todos sabemos ponerle cara a esas palabras. O mejor dicho: todos sabemos ponerle voz. Porque todos hemos sufrido los excesos fonéticos de una persona afectada, chillona, estridente a la hora de hablar. Pero, más allá de la pluma sobreactuada, ¿dirías que existe una 'voz gay'?

Hace un par de años, el periodista estadounidense David Thorpe se planteó esa pregunta. Y lo hizo por pura necesidad.

El hombre había roto con su novio y, en medio de una de esas fases de inventario de errores y odio a uno mismo, empezó a notar algo en su persona que le molestaba: Thorpe se sentía incómodo con su voz, su forma de hablar le resultaba irritante.

¿Por qué diablos sonaba tan gay al hablar? ¿Podía aquello tener que ver con sus desastres amorosos?

Thorpe se propuso dar respuesta a sus dudas. Y la respuesta acabó tomando forma de película. Un documental ameno, curioso e inteligente que explora los atributos lingüísticos, los orígenes culturales y los condicionamientos sociales que subyacen al estereotipo de la 'voz gay'. Hay más chicha de lo que parece.

[Siguiendo este link puedes ver el filme entero con un 20% de descuento en el alquiler o compra]

¿Hablan los gays de manera diferente? El proyecto ‘Do I Sound Gay?’ plantea las dificultades de parecer homosexual al hablar. Disfruta del documental completo con un 20% de descuento en el alquiler o compra. Haz clic aquí: https://vimeo.com/r/1Ckj/Z0FYam15QW

Posted by PlayGround on Wednesday, November 11, 2015

Do I Sound Gay?, se pregunta Thorpe. ¿Hablan los gais de manera diferente? Y en caso de hacerlo, ¿supone eso un problema para alguien?

A simple vista puede parecer una cuestión diminuta, pero no lo es. Como tampoco es un asunto que interese sólo a la comunidad gay. Porque los estigmas, afecten a quien afecten, nos conciernen a todos.

El documental Do I Sound Gay? explora los orígenes culturales y los condicionamientos sociales que subyacen al estereotipo de la 'voz gay'

Más allá de la apariencia

Cuando le pido a Thorpe que describa su voz en tres palabras, me sale con un “cálida, Nueva York”, para luego añadir: “Tengo un amigo que me dice que sueno a 'chico Harvard'”.

Entonces, ¿cuáles son los atributos que, según él, le hacen sonar gay?

“En inglés, la gente piensa que una voz gay es aguda y suave, pero también tiene un montón de modulación melódica. Las consonantes son precisas de una manera que a menudo suena 'educada', y luego está la 's' seseante y sibilante. Las vocales, sin embargo, pueden ser pronunciadas de una manera exageradamente larga, con un deje como aristocrático. Mi voz no es aguda y suave, pero sí cumplo con lo de las consonantes escrupulosas y las vocales interminables”.

David Thorpe, el director del filme, se embarca en un viaje personal que le lleva a visitar a ortofonistas y entrenadores vocales para entender y corregir los vicios fonétics que le llevan a 'sonar gay'

Esa es su realidad incómoda. Unas 'eses' seseantes, unas vocales demasiados largas. Y con esa excusa Thorpe se embarca en un viaje personal que le lleva a visitar a ortofonistas y entrenadores vocales para entender y corregir las microvariaciones fonéticas que le llevan a “sonar gay”.

Él quiere aprender a “sonar hetero”, aunque en el fondo piense que todo son constructos, que ni una cosa ni la otra existen como tal.

En ese sentido, el filme de Thorpe es una exploración en primera persona que plantea una idea... para después echarla por tierra.

“Quiero dejar claro que no existe esa cosa que llamamos 'voz gay'”, nos aclara el autor.

“La expresión 'voz gay' es una clave para el estereotipo del hombre que suena, en mayor o menor grado, afeminado. Y como sucede con muchos estereotipos, encierra parte de verdad, pero no es toda la verdad. Porque hay gente gay que suena muy masculina y gente heterosexual que suena femenina. Lo que yo quería era abrazar el estereotipo y disiparlo”.

El estigma alrededor del 'sonar gay' es real, pero lo que me interesa mostrar es que ese estigma es también un símbolo de la presión que todos sentimos a la hora de construir nuestras identidades (David Thorpe)

El poder de la cultura pop

Abrazar el estereotipo y disiparlo. ¿Pero de dónde surge ese estereotipo? ¿Cómo y cuándo se empieza construir esa idea de la 'voz gay'?

“Históricamente, que un hombre se desenvolviera o sonara de una manera afeminada no siempre representó que fuera gay. La idea probablemente surgió a principios del siglo XVIII, cuando las primeras redes de hombres homosexuales reconocibles como 'comunidades gay' empezaron a surgir en Amsterdam, París y especialmente Londres. Los tabloides ingleses retrataron a aquellos hombres, conocidos como 'mollies', como afeminados, como hombres que querían ser mujeres, y eso incluía su manera de hablar”.

De los 'mollies' ingleses a la figura del 'pansy' en el cine clásico o los villanos de Disney, los medios de comunicación de masas tienen mucho de culpa en la conformación del estereotipo del hombre gay que suena afectado y afeminado

Si ese fue el comienzo, la perpetuación de esa identificación se la debemos a la cultura pop. En particular al cine.

Algunos de los momentos más reveladores de Do I Sound Gay? tienen que ver con la manera en la que cierto tipo de actores se ocuparon de reflejar la realidad homosexual en pantalla sin necesidad de deletrear su opción sexual. La manera de hacerlo fue a través del habla, los acentos, las entonaciones sofisticadas.

Esa figura del pansy , el personaje relamido y presuntuoso, de maneras extravagentes y carácter flamígero, era, casi siempre, un retrato velado del gay. Una forma de decir, existimos, aunque no nos atrevamos a hablar. Y esa figura caló. Caló entre los jóvenes homosexuales de décadas pasadas, pero también en entornos mucho menos previsibles como... Disney.

Haz la prueba: busca vídeos de Peter Pan, El libro de la selva, Basil, el ratón superdetective o El rey león y fíjate en el modo de hablar del Capitán Garfío, Shere Khan o Scar. Muchos villanos de Disney encarnan en su manera de hablar el estereotipo del hombre gay afectado e intrigante. Una bonita manera de decirle a los niños, desde muy pequeños, que eso de la homosexualidad es cosa de gente malísima.

Junto al propio David Thorpe, personajes públicos como David Sedaris, Margaret Cho, George Takei, Tim Gunn. Don Lemon y Dan Savage hablan sobre su experiencia alrededor de ser y sonar gay

Doble homofobia

Como explica en la película Kenji Yoshino, autor de Covering, es habitual que los individuos que pertenecen a grupos estigmatizados traten de ocultar sus orígenes y encubrir aquellos rasgos que puedan señalarles como diferentes. Sucede entre los inmigrantes trasplantados a otro entorno cultural y sucede con las minorías raciales y sexuales.

En el caso que nos ocupa, el miedo a 'sonar gay sin querer' tiene que ver con la seguridad personal, con el miedo a la homofobia, con evitar exponerse a situaciones de riesgo: tu voz puede delatartu sexualidad, y eso, en función del entorno, puede costarte desde un momento incómodo a una brutal agresión.

“Como explica el escritor Dan Savage en el filme, muchos de nosotros hemos sido perseguidos cuando crecíamos por ser afeminados. Y a veces hemos llevado esa vergüenza que sentimos a nuestra vida adulta”, nos cuenta Thorpe. “ Deshacer esa vergüenza es un proceso que en algunos casos puede durar toda una vida”.

Con su filme, Thorpe busca desplazar las connotaciones de la 'voz gay' desde la vergüenza al orgullo

Muchas veces, deshacer esa vergüenza implica sobreactuar. A David le pasó. En el filme vemos como varios de sus amigos explican cómo la voz de Thorpe cambió coincidiendo con su salida del armario. Hasta el punto de que algunos de ellos sentían estar hablando con “un impostor”.

“Definitivamente, no era enteramente consciente de que hubiera adoptado una manera 'más gay' de hablar hasta que me puse a hacer las entrevistas para el documental, pero mirándolo de forma retrospectiva, tiene todo el sentido. Entonces quería que todo el mundo supiera que soy gay. Tenía un montón de exuberancia y rabia reprimida”.

Es un movimiento común: adoptar los códigos del grupo al que quieres pertenecer, potenciarlos, hacerte visible. Y si eso implica sonar camp, amanerado o afeminado, pues se hace.

Pero la realidad es que, dentro de la comunidad gay, las maneras femeninas están cada vez peor vistas. Se lleva lo hipermasculino, el "straight-acting only", con todas las connotaciones que eso tiene. Porque, como explica Dan Savage en el filme, “para muchos hombres gays ese es el último vestigio de una homofobia interiorizada, este odio al cómo suenan. A sonar como lo que son”.

La homofobia del mundo se convierte en homofobia interiorizada en la manera en que la comunidad gay rechaza las expresiones afeminadas entre los hombres homosexuales

Do I Sound Day? descansa sobre esa doble narrativa. Por un lado, los mecanismos de adopción de ciertos códigos lingüísticos como método de identificación grupal, como una manera de afirmar "sí, soy gay, soy uno de vosotros". Por otro, el repudio a sonar gay como reacción a una doble homofobia, ejercida desde fuera y desde dentro de la escena gay.

De nuevo, pueden parecer cuestiones nimias de cara a la mayoría, preocupaciones de nicho, pero no lo son.

Porque, en el fondo, la voz de Thorpe y el 'hablar gay' son sólo MacGuffins para hablarnos de un asunto universal: las ansiedades del ser y el parecer, las dificultades de encontrar tu propia voz —de ser tú mismo— en un entorno social que ejerce todo tipo de presiones sobre la persona.

“En un mundo perfecto, nadie debería preocuparse de si suena o no suena gay. Pero la realidad es que no vivimos en un mundo perfecto”, sentencia Thorpe. “El estigma alrededor del 'sonar gay' es real, pero lo que me interesa mostrar es que ese estigma es también un símbolo de la presión que todos sentimos a la hora de construir nuestras identidades de acuerdo a ciertas guías. ¿Soy suficientemente masculino? ¿Soy suficientemente femenina? ¿Soy suficientemente rico? ¿Visto de la manera adecuada? Todos podemos identificarnos con esas ansiedades en relación a quiénes somos y quiénes pensamos que deberíamos ser?”.

Puedes disfrutar de 'Do I Sound Gay?' siguiendo este link.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

cerrar
cerrar