PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Studio

Lo que la gente realmente piensa de ti cuando dices estar “muy ocupado”

H

 

No es precisamente bueno...

PlayGround

24 Febrero 2017 11:47

No, no es tú sensación: todo el mundo va de culo últimamente. Lo notas tú, y lo confirman los números.

En una encuesta realizada entre 2014 y 2015 a trabajadores a jornada completa, la mayoría de encargados reconocieron que sus horas de trabajo se habían incrementado drásticamente en los últimos cinco años, y uno de cada tres trabajadores confesó que cada vez encuentra más complicado encontrar un equilibrio entre su vida laboral y su vida profesional.

Así que, cuando le dices a otra persona que "estás muy ocupado", siendo más que probable que él ande igual (o peor), tienes muchas papeletas de que no piense "qué pobre", sino "qué mal se organiza" o "qué poco le importo".


A menudo creemos que aparentar estar ocupado, incluso si no lo estamos, va a mejorar la valoración que nuestro entorno –ya sea nuestro jefe, nuestros compañeros o nuestra familia y amigos– tiene sobre nosotros.

Y puede que eso durante un tiempo fuese cierto, al menos, hasta que se convirtió en la respuesta estrella que damos todos por defecto.

En declaraciones a la BBC, Ed Baldwin, un estratega y consultor de derechos humanos en Denver, Colorado, cuando alguien escucha que estás muy ocupado, lo que realmente entiende es: "la verdad es que no soy muy bueno a la hora de priorizar mi tiempo y, ahora mismo, tú no eres una prioridad en absoluto".

Quienes utilizan esta justificación a menudo están también reafirmándose a sí mismos. Bueno, o al menos eso opina J Christine Kim, profesora de marketing en la Universidad de Ciencia y Tecnología de Kowloon, en Hong Kong. "Cuando las personas dicen que están ocupadas les hace sentir que su vida es importante y su presencia importa a la gente de su alrededor", explicó.



"Parte de ello es victimismo y estoicismo, queremos ser escuchados", dice el psicólogo de negocios Tony Crabbe, consultor en Europa para empresas como Microsoft y Disney. "Y, de alguna forma más profunda, es un reconocimiento de que estamos defraudándonos a nosotros mismos y a nuestras familias por este 'estar ocupado permanente' que no es productivo, que no ayuda".

La próxima vez que alguien te pregunte cómo estás, antes de recurrir a la respuesta "ocupado", sigue la sugerencia de Crabbe y aprovecha la oportunidad para decir algo interesante. "Sé creativo, di algo con lo que estés emocionado en el momento, un trabajo que te motive o algo que hayas hecho el fin de semana" explicó. "Una cosa es segura; explayarte contándole a alguien lo ocupado que estás no mejorará tu carrera ni creará un momento feliz para ninguno de los dos".


[Vía BBC]

share