Noticias

Descubren el sorprendente método de estas ratas sin pelo para sobrevivir sin oxígeno

Hasta ahora, esta estrategia solo se conocía en plantas

oi oi

Las ratas topo desnudas ya eran consideradas un animal bastante peculiar: no sienten dolor, no pueden padecer cáncer y tienen pinta de estar dadas la vuelta como un calcetín del día anterior, pero todo eso junto no es nada en comparación con el descubrimiento que los científicos acaban de hacer sobre ellas: estas ratas son capaces de sobrevivir sin oxígeno cambiando su estrategia metabólica a una usada generalmente por las plantas.

¿Cómo? Pasando de un sistema metabólico basado en la glucosa, y que depende del oxígeno, a uno basado en la fructosa. Gracias a ello, las ratas topo desnudas pueden sobrevivir hasta 20 minutos en un aire con 0% de oxígeno. En las mismas circunstancias, cualquiera de nosotros tardaría solo unos minutos en pasar al otro barrio.

"La rata topo desnuda ha reajustado algunas de sus procesos metabólicos básicos para volverse super tolerante a niveles super bajos de oxígeno", dijo Thomas Park, profesor de ciencias de la biología en la Universidad de Illinois de Chicago, que lleva 18 años estudiando a la especie.

Los científicos ya eran conscientes de que las ratas sobrevivían en túneles con niveles de oxígeno tan bajos que serían una tumba segura para otros mamíferos terrestres, pero nunca habían testado cuáles eran sus límites o cómo funcionaban en este sentido biológicamente.

En el último estudio, publicado en Science, el equipo comprobó que las ratas no mostraron señales de estar enfermas después de 5 horas respirando un aire con un 5% de oxígeno (un nivel más bajo que en la cima del Everest). Los ratones de laboratorio, en cambio, murieron a los 10 minutos.

A un 0% de oxígeno, tanto las ratas como los ratones perdieron la consciencia rápidamente, siendo incapaces de recuperarse. Las ratas topo resistieron 18 minutos en un estado de animación suspendida.

En cuanto los niveles de oxígeno bajaban, los animales paraban de moverse, cerraban los ojos y su respiración y pulso descendían bruscamente. Curiosamente, los tests metabólicos revelaron un pico repentino en sus niveles de glucosa en sangre. El equipo descubrió que en lugar de quemar glucosa para producir energía, las ratas topo habían cambiado a un sistema metabólico basado en la fructosa, algo que solamente se había visto previamente en plantas.

"Es poca energía, pero es un nivel estable que les permite seguir tirando" dijo Jane Reznick, coautora de Park afincada en el centro Max Delbrück de medicina molecular de Berlin.

Entender cómo estos animales cambian a una alternativa metabólica podría ser clave para desarrollar tratamientos para pacientes que sufren de privación de oxígeno, como, por ejemplo, aquellos que padecen infartos o derrames.

[Vía The Guardian]

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar