PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Studio

El perro que salvó la vida de un niño atacando a su madre no será sacrificado

H

 

Buddy nunca había atacado a nadie hasta el pasado jueves, cuando vio como una madre drogadicta trataba de ahogar a sus hijos en el río

PlayGround

07 Marzo 2017 11:51

Más de 50.000 personas firmaron la petición para salvar al pitbull Buddy de la inyección letal. La vida del perro pendía de un hilo después de que una mujer denunciara que le había atacado. Finalmente, los investigadores han determinado que Buddy solo actuó de esta forma para defender al hijo de la denunciante.

El incidente tuvo lugar en Moama, Nueva Gales del Sur (Australia), cuando la mujer, una adicta a la metanfetamina, llevó a sus dos hijos de 5 y 9 años al río Murray el pasado jueves con intención de ahogarlos.

De acuerdo con los informes locales, la mujer ordenó primero al hijo mayor que se introdujera en el agua, pero él consiguió escapar corriendo por la orilla del río. Fue en ese punto cuando el niño fue mordido por el perro, que posteriormente se lanzó a atacar a la madre.

Posteriormente, la policía recuperó del cauce del río el cuerpo del hijo menor. La madre será acusada de asesinato e intento de asesinato.



La policía se llevó a Buddy, y su familia temía que fuese sacrificado, por lo que iniciaron una petición online para evitarlo explicando que Buddy no debería ser tratado como un peligro, sino como un héroe. "Buddy no tiene una historia de ser un perro peligroso. Antes de esto nunca había mordido a nadie y jamás había sido detenido. Buddy es un miembro de nuestra familia y ha crecido con niños alrededor toda su vida. Siempre ha sido el perro más amable que pudiera ser, claramente vio al niño en peligro y trató de ayudar".

Ahora los dueños de Buddy al fin pueden respirar tranquilos: el perro será devuelto a su hogar sano y salvo. "La policía de Nueva Gales del Sur nos ha comunicado que, según sus investigaciones, el perro en cuestión estaba respondiendo a circunstancias extremas", dijo una portavoz del consejo al Sydney Morning Herald.

"Es muy probable que el perro estuviera actuando así en defensa del niño de nueve años, por lo que la policía de Nueva Gales del Sur ha recomendado que no se solicite una orden para sacrificar al animal".

[Vía Telegraph]

share