PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Studio

5 pastillas mentales contra el miedo y la ansiedad

H

 

Cambia tu vida mientras vas en el metro

María Yuste

05 Junio 2015 06:00

Tu cerebro te hace ser quien eres. Sin embargo, está demasiado ocupado en tu supervivencia como para ofrecerte también paz y tranquilidad. Los mismos mecanismos que te mantienen alerta y a salvo, se vuelven en tu contra a la hora de encontrar un poco de felicidad. Pero, por suerte, el cerebro es como un ordenador defectuoso que puedes reprogramar.

Aquí tienes cinco eficaces remedios mentales que te ayudarán a dejar de autojoderte la vida:

1) Dale forma a tu dolor



Cada vez que te enfrentes a un sentimiento negativo que te envuelve y sientes que entra y sale de tu cuerpo como un gas venenoso que no puedes controlar, conviértelo en algo que puedas visualizar e incluso tocar.

Hazte preguntas sobre él como: “Si este sentimiento fuera una parte de mi cuerpo, ¿cuál sería?”, “¿Y si fuera un objeto?”. Tíralo contra la pared cuando te apetezca, rómpelo y vuelve a pegarlo con pegamento a tu antojo.

2) Ridiculiza a tu acosador interior



Pepito grillo no es hijo único, tiene un gemelo hijo de p*** al que conoces muy bien. Es esa vocecita que te putea diciéndote cosas horribles sobre ti mismo: que si no puedes hacer esto, que si no eres suficiente para aquella persona, que si se te está poniendo el culo como una plaza de toros...

Si te da pena aplastarlo de una buena pisotada, al menos no seas su amigo. Piénsalo: ¿serías amigo de alguien que te dijera las cosas tan horribles que tú te dices a ti mismo?

Ridiculiza al hermano gemelo de pepito grillo. Dale la razón condescendientemente y ríete de lo tonto que es. Hazlo hablar con una voz muy ridícula o vístelo con trajes denigrantes.

3) Acerca tu futuro a tu presente



Imagina a la persona en la que te gustaría convertirte de aquí a cinco años: ¿qué ropa viste? ¿Qué tipo de amigos tiene? ¿A qué dedica el tiempo libre? Piensa en los pequeños detalles de la vida de esa persona y trae los que puedas a tu presente. Pueden ser cosas tan sencillas como comprar algo de ropa o leer un determinado libro.

4) Ten una cita contigo mismo



Vas de un lado a otro sin pararte a pensar bien en ti mismo. Pintar, escribir, hacer cerámica... cualquier actividad creativa te pondrá en contacto con tu yo interior, dándote un respiro. Será el equivalente a meditar pero sin ser un coñazo. Si no te atraen las artes, prueba con un puzzle, jardinería o haz bricolaje.

5) Identifica esas pequeñas tonterías que te alegran el día



A veces parece que los días se terminan sin que haya pasado nada bueno pero no es verdad. Antes de dormir, oblígate a hacer una lista con 10 cosas agradables que te hayan pasado a lo largo del día. Al principio te costará mucho encontrar alguna pero, conforme vayas practicando, no te cabrán en la lista. Por cierto, que haberte comido un gofre con chocolate o haber estrenado una prenda nueva también cuentan.


El cerebro humano es como un ordenador que se puede reprogramar



share