Noticias

Así es como el país en el que vives determina la felicidad que te dan los hijos

En algunos países, los padres son menos felices que aquellos que no lo son. Pero no es precisamente por culpa de sus hijos.

oi oi

La mayoría de padres afirman que tener hijos les ha hecho más felices. Pero, probablemente, no dicen toda la verdad.

Las personas con hijos en EEUU (y muchos otros países alrededor del mundo) son más infelices que las que no los tienen. Y es que, aunque teóricamente tener hijos aporte una sensación de arraigo y significado a la vida, parece que esto no es suficiente para compensar con todo el estrés que produce.

En un estudio realizado por la universidad te Texas, la de Wake Forest y la de Baylor, se observó una extensa muestra de 22 países diferentes para tratar de averiguar las diferencias en los niveles de felicidad de los padres y los no padres y los motivos que había detrás.

El descubrimiento clave de este estudio es que esta "brecha de la felicidad parental" no sucede en todos los países por igual

Las historias que siempre se difunden sobre la paternidad nos aseguran que es maravillosa, que los niños son fantásticos y que es lo mejor que puede pasarnos en la vida. Así que, ¿por qué vemos esta brecha en la felicidad de los padres y los no lo son?

El descubrimiento más de este estudio es que esta "brecha de la felicidad parental" no sucede en todos los países por igual. De media, el padre americano es un 12% más infeliz que sus compatriotas sin descendencia. Los números son más o menos similares en Irlanda. Pero, por el contrario, en países como Portugal, Hungría, España. Noruega, Suecia, Finlandia, Francia y Rusia los padres resultaron ser más felices que los otros.

Los investigadores examinaron las diferencias entre estos países para tratar de averiguar las causas de esta "brecha de la felicidad". Concluyeron que la falta de políticas para ayudar a la paternidad son un factor crucial en los niveles de estrés y ansiedad que sienten los padres.

EEUU ofrece una asistencia mínima por tener hijos, además de que resulta extraordinariamente caro mantenerlos. Criar a un niño hasta los 17 años cuesta casi 240.000 dólares, un dinero que puede doblarse en caso de pagarle unos estudios universitarios.

En los países con mejores coberturas sociales, los hijos traen más felicidad a sus padres

En contraste, países como Noruega, Suecia, Finlandia y Francia tienen una buena seguridad social y políticas de apoyo a las familias. Rusia y Hungría todavía mantiene ciertas políticas de la época soviética, por lo que el gobierno también cubre bastantes de las necesidades familiares. En Portugal y España el gobierno asegura las necesidades esenciales de educación y sanidad de los menores. En todos estos países hay mejores políticas de ayuda a las familias trabajadoras de las que existen en EEUU.

Las buenas noticias de este estudio es que ninguna de las razones que causan la infelicidad en los padres son inevitables, y hay soluciones muy viables para remediarlas. La mayoría de padres están felices de serlo. Quieren a sus hijos y no darían marcha atrás, pero eso no implica que no sufran con el estrés que les produce compaginar la vida laboral y la familiar en determinadas condiciones.

Si los padres americanos tuvieran acceso a servicios que a nosotros nos parecen fundamentales como una seguridad social asegurada para sus hijos, vacaciones pagadas y bajas por enfermedad su percepción de la paternidad probablemente cambiaría de forma radical.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar