PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Studio

Pánico en Delta Air Lines: un auxiliar rompe una botella en la cabeza de un pasajero agresivo

H

 

El pasajero intentó abrir la puerta del avión en pleno vuelo. La cosa acabó en una monumental pelea

PlayGround , Agencias

08 Julio 2017 19:41

Jueves 6 de julio. Un Boeing 767 de la compañía Delta Air Lines vuela a primera hora de la tarde desde Seattle a Beijing. Cuando ha pasado una hora desde el despegue, un pasajero que ocupa un asiento en la primera fila de Primera Clase se levanta y entra al baño que queda frente a él. Cierra la puerta. A los pocos segundos, sale del aseo y le hace una pregunta a una de las auxiliares de vuelo. Vuelve a encerrarse en el baño durante un par de minutos. Cuando sale se avalanza rápidamente contra la puerta delantera de la aeronave y empieza a manipular el mecanismo con la intención de abrirla en pleno en vuelo.

Entonces se desata el caos.

Los dos auxiliares más cercanos al hombre se lanzan sobre él para intentar reducirle. El pasajero se resiste y se zafa de su intento de presa.

Los auxiliares piden ayuda entre los pasajeros de las primeras filas. El primero que se acerca es recibido con un botellazo en la cabeza. El hombre golpea a uno de los auxiliares hasta dos veces en la cara. Entonces el otro auxiliar coge una botella de vino y se la estampa en el cráneo al pasajero enloquecido. Los cristales vuelan, pero el joven ni se inmuta. Sigue intentando abrir la puerta.

El auxiliar insiste con una segunda botella. Tampoco logra gran cosa.

No parecía que la rotura de una botella de litro llena de vino contra su cabeza tuviera ningún efecto en Hudek”, explicó uno de los integrantes de la tripulación tras el incidente. “Lejos de mostrarse afectado, gritaba '¿Tú sabes quién soy?', o algo parecido”.

Al final, otros varios pasajeros tuvieron que acudir en ayuda de los auxiliares. El forcejeo se prolongó durante varios segundos. Finalmente, entre todos consiguieron reducir al pasajero “suicida” y colocarle unas esposas de plástico. Varias personas tuvieron que mantener al hombre inmovilizado hasta que el avión tomó tierra. En todo ese tiempo el hombre no dejó de mostrarse “extremadamente beligerante”.

Así quedó la zona delantera de la aeronave tras la pelea.


AP

El incidente obligó al avión a dar un giro de 180 grados para volver al aeropuerto internacional de Seattle-Tacoma.

Ya en tierra, uno de los auxiliares de vuelo y un pasajero fueron trasladados a un hospital para ser atentidos de diversas heridas y cortes en la cara.



El causante del alboroto ha sido identificado como Joseph Daniel Hudek IV, de 23 años de edad y residente en Tampa, Florida. Al parecer su madre es empleada de Delta.

En su primera comparecencia ante el juez federal de distrito, Hudek decidió no abrir la boca. Su abogado, Flennaugh II, tampoco quiso hacer comentarios sobre lo que podría haber llevado a su cliente a comportarse así.

El FBI está colaborando en la investigación de lo sucedido. Hudek se enfrenta a un cargo federal por interferir con el trabajo de la tripulación. La pena puede ascender a 20 años de cárcel y 250.000 dólares de multa.

Varios de los testigos han asegurado que temieron por su vida al ver la fuerza con la que Hudek trató de abrir la puerta de la aeronave. Según el informe policial, el pasajero fue capaz de mover el mecanismo de apertura de emergencia hasta la mitad de su recorrido. Sin embargo, fuentes de la aerolínea aclaran que a la altura a la que volaba la aeronave es físicamente imposible abrir la puerta del avión debido a la diferencia de presiones entre el interior y el exterior de la cabina.


Joseph Daniel Hudek IV


share