Noticias

Shhhh... todos los beneficios que tiene el silencio para nuestro cerebro

El silencio no solo relaja; también puede hacerte más inteligente

oi oi

Ya sabíamos que el exceso de ruido no es saludable ni para nuestro cerebro ni para nuestro cuerpo. La contaminación acústica incrementa nuestra presión sanguínea, y puede propiciar la falta de sueño y favorecer la aparición de enfermedades cardíacas.

Lo que la ciencia no había demostrado hasta ahora son los beneficios que estar en silencio absoluto tiene para nosotros.

Es cierto que no suele resultarnos fácil encontrar momentos de auténtica paz y silencio, pero puede que, tras leer esto, te esfuerces más en buscarlos.

Un reciente estudio publicado en Nautilus ha explorado en detalle los efectos positivos que el la ausencia de sonidos tiene para nuestro cerebro, y estos son los 3 principales beneficios que descubrieron:

1) Crecimiento de nuevas células cerebrales.

Imke Kirste, una científica de la Universidad de Duke, descubrió investigando con ratones que dos horas diarias de silencio diarias estaban asociadas con la producción de células en el hipocampo, la parte principal del silencio asociada a la memoria. "Vimos que el silencio realmente ayuda a las células a regenerarse, convertirse en neuronas e integrarse en el sistema" explicó.

2) Fomenta la reflexión.

Sin estímulos ni distracciones, nuestro cerebro no necesita centrarse y puede quedarse en stand-by. Eso no quiere decir que se apague, al contrario, el cerebro necesita cierto descanso para organizar la información: es ahí cuando llega la auto reflexión.

La estimulación auditiva obliga al cerebro a procesar el sonido que escucha, sin ese estímulo el cerebro se ve obligado a escuchar lo que pasa dentro de ti.

3) Activación de la memoria en tu cerebro.

Incluso cuando el mundo está en completa calma nuestro cerebro es increíblemente eficiente en rellenar ese silencio. Piensa, por ejemplo, en cuando estás escuchando una canción. Aunque la canción se corte en seco, si conoces la letra, tu cerebro se encargará de hacer que siga sonando en tu cabeza.

Mediante la recuperación de la memoria de una canción y su letra, nuestro cerebro es capaz de crear la ilusión de sonido. Incluso cuando nuestros oídos no están siendo estimulados por sonidos externos, nuestro cerebro siempre encuentra la forma de permanecer activo.

[Vía Inc]

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar