Noticias

En este zoo han muerto 500 animales en los últimos 4 años, pero sigue abierto

Bienvenidos al "zoo de los horrores"

oi oi

Un zoo de Dalton, en el condado ingles de Cumbria, podría ver al fin sus puertas cerradas después de que casi 500 animales hayan muerto entre sus muros en los últimos cuatro años. La renovación de su licencia está en el aire pero todo apunta a que, después de todos los incidentes acumulados en los últimos años, ésta les sea denegada.

South Lakes Safari Zoo fue sancionado el año pasado cuando Sarah McClay, una cuidadora del zoo, murió a causa de las heridas provocadas por un tigre de Sumatra que la atacó. Aunque la familia de Sarah pidió que no se sacrificara al animal, los responsables del zoo decidieron acabar con su vida poco tiempo después, supuestamente, por su edad.

Sin embargo, en los documentos que se han presentado, en los que se especifican detalles de incidentes ocurridos entre diciembre de 2013 y septiembre de 2016, se demuestra que el veterinario del zoo recibió la orden de David Gill, fundador del zoo, de matar al animal sin ninguna razón.

En estos papeles figuran además otras historias de terror, como la del jaguar que acabó por comerse su propia pata, los siete leones y cinco monos que fueron sacrificados porque "no había sitio para ellos", el rinoceronte que fue atacado hasta la muerte por su pareja y la jirafa a la que dispararon pro haberse desmayado.

Maddie Taylor, directora de campañas de la Sociedad Protectora de Animales en Cautividad dijo que "los hallazgos en South Lakes Safari Zoo son unos de los peores que me he topado en 60 años".

"Nuestra visita al zoo combinada con los informes de los inspectores que muestran una alta mortalidad de animales, animales enfermos y una falta total de conocimientos sobre como cubrir las necesidades más elementales las criaturas a su cargo. Les pedimos a las autoridades que tomen acciones lo antes posible y cierren este horrible zoo lo antes posible".

Karen Brewer, directora ejecutiva del zoo, dijo que los animales eran tratados con respeto y se les ofrecían entornos enfocados en "satisfacer sus necesidades físicas y psicológicas".

Los inspectores han recomendado al consejo que se niegue a renovarles la licencia. Crucemos los dedos porque tomen la decisión correcta.

[Vía Telegraph]

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar