PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Martini

"Para ser los grandes del mañana tenemos que empezar a trabajar hoy"

H

 

Entre vermut y vermut, charlamos con Humbert Clotet y Georgina Capdevila, los impulsores de FIU, una de las redes de jóvenes creadores más importantes del momento

Luna Miguel

02 Mayo 2015 06:00

—Imágenes de Mai Oltra Llacer

Dice la agitadora cultural Bibiana Ballbè que las mejores ideas ocurren alrededor de una mesa.

Cuando un puñado de creadores y amigos se juntan a tomar algo y a charlar sobre proyectos aparentemente inalcanzables, las conexiones se crean, y la magia surge, hasta que de pronto todo tiene sentido, y una idea fabulosa empieza a tomar forma.

Algo parecido es lo que piensan Humbert Clotet y Georgina Capdevila. Con un Martini en una mano y en la otra un cuaderno o un teléfono móvil, los dos jóvenes catalanes hablan del futuro y reconocen sentir esa sensación de magia y casualidad que solo puede generarse cuando están a gusto, entre personas a las que igualmente les obsesiona generar miles de ideas, hasta encontrar aquella que se convertirá en su pasión.



La pasión de Humbert y Georgina tiene un nombre, y ese es FIU, un microfestival de creadores hecho por y para jóvenes.

No, no son las siglas de nada. FIU significa precisamente lo que significa. Una onomatopeya sencilla con la que sus ideólogos indican un despegue. Un cohete. Un ¡fiuuuuuuu!  que les propulsa hasta el infinito gracias a su trabajo, a sus ganas, y a su juventud. 



—Es muy difícil abrirse camino —dice Humbert—, pero eso no quiere decir que no haya que intentarlo.

Ellos lo intentaron, y les salió bien. Aforo completo, un montón de artistas explicando sus proyectos, y otro montón de jóvenes atendiendo a las exposiciones de sus compañeros. Lo que FIU significó en 2014 no fue otra cosa que éxito. El éxito de saber que a pesar de todos los obstáculos que hubo por el camino, Barcelona rebosaba de un talento que quería hacerse escuchar.

Así es como se convierte un proyecto de fin de grado en un festival. Y así es como se convierte una jornada de diversión y creatividad en un proyecto vital.



Aunque Humbert trabaja como modelo y Georgina pasa largas horas de su semana en un estudio de diseño, los dos veinteañeros quieren dedicar su vida y su alma a FIU.

2015 parece estar siendo su año a este respecto, porque no sólo han ampliado el cartel y el formato del festival, sino que han logrado crear un FIU itinerante entre universidades catalanas, participar en eventos internacionales como IAM y juntar energías con el equipo de TheCreative.Net.



El próximo 11 de mayo tendrá lugar en Barcelona el gran evento de FIU: participantes de distintos ámbitos y de distintos lugares del mundo se verán las caras entre bebida, creatividad y música, porque ni Humbert ni Georgina entienden la cultura sin que esta vaya acompañada de la palabra fiesta.

Todavía quedan algunos días para que FIU vuelva a la carga, y los dos jóvenes están sentados en una mesa íntima de la Bodega 1900 en Barcelona. Al mirarles uno puede sentir muchas cosas: envidia, admiración, orgullo.



Sus risas, entre tímidas y seguras, van hilando dos historias cuya meta es la de seguir narrando, seguir creando y seguir brindando a jóvenes de su edad la oportunidad de encontrar ese espacio que a veces la sociedad tiende a negar.


Martini te ha traído este contenido. Porque las mejores ideas siempre surgen alrededor de una mesa
.

share